Ecuador, rumbo al precipicio: demoledor informe de Bank Of America-Merrill Lynch

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 14.15.47INTRODUCCIÓN

Al contrario de lo que prometió Correa, Ecuador es hoy más dependiente que nunca del petróleo.

En una economía dolarizada, este escenario se antoja aún más difícil de gestionar, pues el país andino no podrá ejercer ningún tipo de política monetaria ante las dificultades que se avecinan.

El petróleo supone el 52% de las exportaciones y el 28% de los ingresos del Estado. La caída del precio del crudo supuso un descenso de las exportaciones del 26% y una caída del 21% en las rentas que obtienen las Administraciones Públicas del petróleo. El déficit exterior y el déficit fiscal que venía anotando Ecuador impide que se tomen medidas contracíclicas, si acaso fuesen deseables.

El ajuste del gasto público será notable, oscilando entre el 8,5% y el 10,5% del PIB. Para ajustar la estructura salarial a la nueva situación, los salarios deberían caer entre un 23% y un 27% en términos reales.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 13.50.11

DOLARIZACIÓN

A finales del siglo XX, la inflación llegaba al 96% y el gobierno entraba en su décimo escenario de quiebra soberana. Si en 1998 un dólar compraba siete sucres, en el 2000 encontramos un tipo de cambio de 1 USD/25.000 SUC. Adoptar la divisa estadounidense redujo sustancialmente la inflación.

El PIB real creció a una media del 4% entre 2004 y 2014. Durante este mismo periodo, las exportaciones se adaptaron a la nueva divisa, creciendo a una tasa anual del 9% en términos reales.  Los déficits por cuenta corriente y fiscales eran muy reducidos antes de la llegada al gobierno de Correa.

Incluso en 2008, con el golpe de la crisis financiera, el margen de ajuste no era muy pronunciado.  Y es que, al estallar la Gran Recesión, el superávit por cuenta corriente era del 7,3% del PIB y el superávit fiscal alcanzaba el 3,7% del PIB.

LA CAÍDA DEL CRUDO DESNUDA EL “MILAGRO” ECUATORIANO

Desde 2009, el déficit público y el déficit por cuenta corriente vienen registrando tasas negativas. Esto rompe con la línea anterior y tiene el agravante de que se vino desarrollando con un petróleo a 120 dólares el barril.  En 2014, el déficit fiscal consolidado ya era del 4,5% del PIB y el superávit por cuenta corriente apenas alcanzaba el 0,6% del PIB.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 13.53.26

Los bajísimos niveles de inversión apuntan que la llegada de capital extranjero no es una opción para paliar la crisis que se avecina.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 13.53.29

En el primer trimestre de 2015 se registraba un descenso de las exportaciones del 26% en términos interanuales. Esto se traduce en una caída del 6% del PIB y un desplome del 21% en los ingresos del Estado ecuatoriano. En consecuencia, el déficit público se habría disparado ya hasta acercarse a niveles que rondan el 10% del PIB.

Desde 2007, el gasto público había saltado del 25% al 44% del PIB. Desde 2012, los ingresos estatales empezaron a seguir una senda bajista pero los desembolsos no dejaron de aumentar.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 14.00.25

El ajuste en el gasto público podría llegar a $10.000 millones de dólares, medido en términos absolutos. Dependiendo de la evolución del crecimiento, la deuda puede llegar a alcanzar el 80% del PIB. Un análisis estático de la posición fiscal de Ecuador arroja la necesidad de un ajuste del 8,6% del PIB en el gasto del Estado, aunque este cálculo podría pecar de conservador.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 14.03.00

El aumento de la deuda en los años de bonanza añade más presión al escenario de ajuste que enfrentará Ecuador en los próximos tiempos.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 14.06.49

EL IMPACTO LABORAL

Desde 2001, el salario mínimo ha crecido un 74%.

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 14.10.53

En la actualidad, un 18% de la fuerza laboral cobra este nivel de ingreso mensual, que por decreto debe ascender al 86% del salario nominal medio registrado en el país. Para adaptar la nueva estructura de costes laborales al ajuste que debe asumir Ecuador sería necesaria una caída de al menos un 12% en los sueldos, si bien un escenario más pesimista podría elevar el recorte al 25%. La salida masiva de ecuatorianos podría volver a ocurrir ante un escenario así.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s