S&P: Las monarquías son más solventes que las repúblicas

La agencia Standard & Poor’s ha comparado la solvencia de las monarquías con el resto de países. Así lo recoge Expansión:

Los sistemas monárquicos, ya sean absolutos o constitucionales, representan en torno al 40% de toda la deuda soberana que califica S&P. De entre todos los estados, Japón es el más endeudado, con más de 11 billones de dólares de deuda en circulación (alrededor de 9,8 billones de euros), lo que supone el 25% de la deuda total. Le sigue la monarquía de la Reina Isabel II, con 3,6 billones. Y el podio lo cierra España, con cerca de 1 billón (ver gráfico).

Joydeep Mukherji, autor del estudio, reconoce que dentro de la metodología que utilizan para asginar un ráting u otro no se distingue entre si un estado es monárquico o no, pero sí tiene influencia en algunos criterios con peso, como las leyes, así como la transparencia, previsibilidad y eficacia de la política de cada país. “Las monarquías constitucionales tienen un ráting más elevado, de media, que las absolutas”, indica el experto.

Las calificaciones

S&P califica un total de 129 Estados, de los que 39 son monárquicos y, de éstos, 30 son constitucionales. “El ráting medio de las 39 monarquías es de A-, más alto que el ráting medio de los 129 estados calificados, cuay nota se encuentra entre BBB y BBB- (dos o tres escalones por debajo)”, explica Mukherji. “Entre las monarquías calificadas, las constitucionales tienen un ráting ligeramente superior de media, de A+, comparado con el A- de las absolutas”, añade.

El universo de monarquías que califica S&P es variopinto. Además de Japón y Reino Unido, también le da una nota a 15 Estados que igualmente pertenecen al reinado de Isabel II y a otros tres de Guillermo Alejando de Holanda. “Normalmente los soberanos no garantizan la deuda del resto de sus territorios autónomos. Por tanto, un impago por parte de un Estado que comparta soberanía o pertenezca a la misma monarquía no tiene normalmente implicaciones en el ráting en este último”, señala el experto. Por ejemplo, los impagos recientes de Jamaica y Belice no han tenido impacto en otros territorios donde también reina Isabel II. 

Estabilidad

En opinión de S&P, muchas monarquías constitucionales disfrutan de gobiernos estables y democráticos “con políticas y procedimientos previsibles y transparentes”. “En algunos casos, la separación del rol del monarca como jefe de Estado y el responsable del Gobierno (el primer ministro o presidente) podría dar estabilidad a las instituciones políticas y asegurar la continuidad mientras está cambiando el líder político”, concluye.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s