El 0,1% de las empresas (1.171) aporta a Hacienda la mitad de la recaudación por Sociedades

Comparto algunos fragmentos de un gran artículo de Manuel Llamas sobre la aportación fiscal de las empresas españolas. Pueden leerlo al completo aquí.

En 2012, Hacienda contabilizó un total de 1,42 millones de declarantes en el Impuesto de Sociedades y logró recaudar casi 21.600 millones de euros a través de este tributo. Sin embargo, lo que aportan unas y otras empresas a las arcas públicas difiere de forma muy sustancial en función de su tamaño. En este sentido, los datos demuestran que las tan denostadas multinacionales y grandes empresas constituyen, de lejos, el grueso de la recaudación fiscal.

Si se divide el número total de empresas declarantes en tres grandes bloques según su nivel de ingresos, se obtienen los siguientes datos (referidos siempre a 2012):

1. Grandes: más de 180 millones de euros

  • Número de declarantes: 1.171 (0,1% del total).
  • Recaudación: 10.863 millones de euros (50,3% del ingreso total por Sociedades).
  • Recaudación media: 9,3 millones de euros por declarante.

2. Medianas: entre 12 y 180 millones de euros

  • Número de declarantes: 15.785 (1,1% del total).
  • Recaudación: 6.288 millones de euros (29,2% del total).
  • Recaudación media: 398.000 euros por declarante.

3. Pequeñas: menos de 12 millones de euros

  • Número de declarantes: algo más de 1,4 millones (98,8% del total).
  • Recaudación: 4.443 millones (20,5% del total).
  • Recaudación media: 3.200 euros por declarante.

(…)

Las compañías más grandes, algunas de ellas importantes multinacionales, con unos ingresos de más de 180 millones de euros al año, son muy escasas, ya que su número apenas roza las 1.200, según las estadísticas de Hacienda.

Así pues, tan sólo representan el 0,1% de total de empresas declarantes, pero aportan más de la mitad de la recaudación total en el Impuesto de Sociedades. En concreto, pagaron casi 11.000 millones de euros por este tributo en 2012, lo que supone una media de 9,3 millones de euros por empresa.

Por el contrario, el número de microempresas y pymes, junto a parte de las compañías de tamaño mediano, con unos ingresos de menos de 12 millones al año, concentran el 98,9% del tejido productivo español, pero su recaudación asciende a 4.400 millones, el 20,5% del ingreso total por Sociedades y menos de la mitad de lo que aportan las grandes. El pago medio, en este caso, asciende a 3.200 euros por declarante. Así pues, las grandes empresas pagan, de media, casi 3.000 veces más en impuestos que las pequeñas.

Por su parte, España cuenta con 15.785 empresas medianas (1,1%), con unos ingresos de entre 12 y 180 millones anuales, cuya recaudación por Sociedades ronda los 6.300 millones de euros (29,2% del total), lo que supone una media de 398.000 euros por declarante, unas 123 veces más que las más pequeñas.

 

(…)

Cabe señalar que, si bien el salario bruto medio en España fue de 1.634 euros al mes en 2013, este nivel varía en función del tamaño de la empresa. En concreto, según el último estudio de Adecco sobre esta materia, “el salario es más alto cuanto mayor es el tamaño de las empresas”.

En las grandes (con más de 200 trabajadores), la remuneración asciende a 2.007 euros, frente a los 1.357 de las pequeñas (menos de 50 empelados), lo cual arroja una diferencia de 650 euros al mes y 7.800 euros al año. Además, si bien es cierto que los sueldos reales -descontando la inflación- han bajado durante la crisis, la pérdida de poder adquisitivo ha sido mayor en las pequeñas (-5,6%) que en las medianas (-4,9%) y grandes (-4,6%).

Comparando los tamaños de las empresas por sectores se observa una diferencia máxima de 1.211 euros mensuales (14.532 euros por año) entre el salario medio más alto (grandes empresas de la Construcción, 2.522 euros/mes) y el más reducido (empresas pequeñas de Servicios, 1.311 euros/mes).

(…)

Por último, si se atiende a la evolución del Impuesto de Sociedades en los últimos años, se observa el grave impacto que ha tenido la crisis en la economía española, tras la desaparición de miles de empresas, la entrada en pérdidas y el sustancial descenso de beneficios. Desde 2007, la recaudación por este tributo se ha hundido un 52%, tras caer en más de 23.000 millones de euros.

Pero la razón no estriba en que las empresas paguen pocos impuestos -el tipo efectivo medio es del 22,9%, también para las grandes- sino en que el número de compañías con beneficios gravables (base imponible positiva) ha bajado de 588.000 en 2007 a apenas 377.000 en 2012, casi un 36% menos.

 

Y, al mismo tiempo, la base imponible -volumen de beneficios sobre el que se aplica tipo impositivo- se ha desplomado desde los 162.000 millones de euros hasta los 71.000 durante la crisis, un 56% menos, debido a la las pérdidas y a la caída generalizada de ganancias empresariales.

Mientras, la fiscalidad media que soporta el conjunto de empresas españolas se mantiene entre las más elevadas del mundo desarrollado, tan sólo superada por Japón, EEUU y Francia, sumando el Impuesto de Sociedades y otros tributos.

 

Impuesto efectivo Sociedades Empresas

 

Anuncios

5 thoughts on “El 0,1% de las empresas (1.171) aporta a Hacienda la mitad de la recaudación por Sociedades

  1. Marqués dice:

    Este artículo tiene varias lecturas, pero la que creo más obvia es la siguiente:
    En lo que se refiere a empresas españolas, y dado que los tipos efectivos que se aplican en el impuesto de sociedades son poco progresivos, aproximadamente el 50% de los beneficios empresariales son generados por las grandes empresas. Esta es la realidad, para lo bueno y para lo malo.
    Desarrollando un poco más estas cifras, lo que nos indican es que España tiene (2012) un tejido empresarial basado en muchísimas empresas con muy pocos beneficios. Muchas de ellas incluso dando perdidas. Es decir empresas de subsistencia, que dan para pagar los sueldos y poco más…
    Obviamente, esta realidad se puede utilizar argumentar que en realidad lo que sucede es que el 0,1% de las empresas concentran el 50% de los beneficios empresariales, y a partir de aquí desarrollar la teoría de “ El Gran Capital Domina Nuestro Mundo”. Se podría argumentar, además, que dichas grandes empresas consiguen obtener sus beneficios merced a una posición dominante en el mercado obtenida mediante su capacidad de influir en las decisiones políticas (cosa por desgracia cierta en muchas ocasiones).
    En definitiva, es evidente que las multinacionales y grandes empresas son una bendición para un país ( y de paso para la hacienda de dicho país, ya que pagan impuestos como todo el mundo), pero creo que el argumento de que pagan el 50% de los impuestos empresariales ( es decir que generan el 50% de todos los beneficios empresariales), no va a convencer a nadie de su bondad….

    Saludos.

  2. Marqués dice:

    Y no estará de más recordar, que el objetivo de una empresa no es crear puestos de trabajo, si no crear riqueza. Una empresa sin beneficios quita a la sociedad más riqueza de la que le da, y viceversa. Riqueza (capital) para reinvertir en nuevas oportunidades para seguir generando más riqueza…..

    El beneficio como indicador “social”. Mucho beneficio, bueno para la sociedad…

    Saludos.

    1. diegosanchezdelacruz dice:

      Siendo cierto lo que Vd. apunta, también hay que poner en valor la creación de empleo pues es el aspecto que más valoran los españoles. Evidentemente, no significa esto que la voz de la calle esté por encima de la buena teoría económica, pero como se da la feliz coincidencia de que a más creación de riqueza, más empleo, tampoco debemos olvidar ese aspecto.

      Un saludo!

      1. Marqués dice:

        Evidentemente son dos cosas que van de la mano. Pero hay que evitar caer en el “industrialismo” (defender las empresas porque crean empleo), aunque sea por interés. Moralmente hay que defender con el mismo ahínco al Corte Ingles (generador de muchísimo empleo) que a su competidor por internet (generador de comparativamente mucho menos empleo). Y lo haremos porque lo importante no es el empleo que genere cada uno de ellos, si no la riqueza.
        Muchas de las críticas contra las multinacionales vienen de esto, de no entender la función de las empresas. Aunque evidentemente entiendo lo que vd dice y desde una perspectiva utilitarista ( en el sentido de útil para convencer a la gente) tiene vd razón…

        Un placer.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s