La recaudación por IRPF bebe cada vez más de las rentas altas

Tal y como vemos en la web “Estado Limitado”, de @Absolutexe, la recaudación del IRPF desglosada según el rango de ingresos arroja datos reveladores.

– Las rentas superiores a 600.000 euros dejaban en 2003 unos 1.349 millones de euros en las arcas de Hacienda. En 2012, esta cifra llegaba a los 2.560 millones. El pico se alcanzó en 2009, con 2.667 millones de euros.

– Bajando a las rentas entre 150.000 y 600.000 euros, el crecimiento observado fue de 3.669 millones en 2003 a 5.373 millones en 2012. El año de mayores datos fue 2007, con 6.721 millones de euros.

– Entre 60.000 y 150.000 euros, los 7.988 millones de euros de 2003 contrastan con los 13.907 de 2012. El pico se logró en 2008.

– Para el tramo comprendido entre los 30.000 y los 60.000 euros, en 2003 se recogieron ingresos por 12.483 millones mientras que en 2012 esta cifra alcanzaba los 23.076 millones. El mejor año de la serie fue el 2011, con 23.289 millones.

– Para las rentas de entre 21.000 y 30.000 euros, Hacienda manejó ingresos de 8.462 millones en 2003 y de 12.313 en 2012, el dato más alto de toda la serie.

– En el caso de las rentas que van de 12.000 a 21.000 euros, el total pasó de 7.537 a 8.766 millones de euros entre 2003 y 2012. La cifra más alta se logró en 2008, con 8.804 millones.

– Para sueldos de menos de 12.000 euros, los 2.482 millones del año 2003 contrastan con los 1.480 de 2012.

En total, la recaudación total de 2012 rondó los 65.000 millones de euros:

– Las rentas superiores a 60.000 euros generaron 21.840 millones de euros. Hablamos del 33,6% del total.
– El tramo de entre 30.000 y 60.000 euros suma otros 23.076 millones de euros. Esto supone el 35% del total.
– Por tanto, las rentas superiores a los 30.000 euros suman el 72,1% de toda la recaudación por IRPF.

Para 2003, la recaudación total rondó los 44.000 millones de euros:

– Las rentas superiores a 60.000 euros generaron algo más de 13.000 millones, un 29,5% del total recaudado.
– El tramo de entre 30.000 y 60.000 euros suma otros 12.480 millones, el 28,4% del total recaudado.
– Por tanto, las rentas superiores a los 30.000 euros aportaron el 57,9% de toda la recaudación.

Entre las rentas bajas, la evolución fue como sigue:

– Para ingresos de menos de 21.000 euros, la recaudación en 2003 sumaba unos 10.020 millones. Esto significaba el 22,8% del total.
– Una década después, dicho nivel de ingresos dejó al fisco cerca de 10.250 millones de euros. Esta cifra alcanza el 15,8% del total.

Resumiendo:

– Las rentas bajas (menos de 21.000 euros) han pasado de financiar el 22,8% de la recaudación del IRPF en 2003 al 15,8% en 2013.
– Las rentas altas (más de 30.000 euros) han experimentando la tendencia inversa: hoy pagan el 72,1% de la recaudación, frente al 57,9% de 2003.
– En todos los tramos se observa una caída de la recaudación absoluta frente a los picos logrados en los últimos compases de la “burbuja”.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s