Los “Super Emprendedores”

“A lo largo de la Historia, la pobreza ha sido la condición normal de los hombres. Los avances que permiten que esta norma se quiebre corresponden al trabajo de una minoría muy pequeña, a menudo vilipendiada, a veces perseguida y casi siempre censurada por quienes creen estar del lado de la justicia” Robert A. Heinlein

La cita anterior encabeza un interesante informe de Nima y Tino Sanandaji, dos de los investigadores económicos más brillantes que ha dado Suecia en los últimos años. El documento en cuestión analiza la ruta hacia la riqueza de 1.000 hombres y mujeres “hechos a sí mismo”, concretamente hablamos de personas que han ganado al menos 1.000 millones de dólares a lo largo de su vida. Entre 1996 y 2010, estos “Super Emprendedores” han figurado por lo menos en una ocasión en la Lista de Millonarios de la Revista Forbes.

Su proporción cambia por países: en Hong Kong hay un “Super Emprendedor” por cada millón de habitantes, ratio que supera a Israel, Estados Unidos, Suiza y Singapur, los otros cuatro países que cierran el “top 5”. Es especialmente llamativa la comparación entre Estados Unidos y Europa Occidental o Japón. En Estados Unidos vemos niveles de emprendimiento que resultan cuatro veces más altos que en Europa Occidental, mientras que los datos del país nipón son tres veces inferiores a las tasas registradas en el país norteamericano.

Tasa de Grandes Emprendedores por cada millon de habitantes 1996-2010Hay una fuerte correlación entre un nivel elevado de “Super Emprendedores” y un nivel reducido de impuestos. Por otro lado, también hay un mayor número de “Super Emprendedores” allí donde la regulación es sensata y simple o allí donde la filantropía es elevada.

Emprendimiento y filantropía en la OCDE

No pocas acciones políticas impulsadas por la Unión Europea han querido disparar el emprendimiento pero han fracasado en la mayoría de los casos. Sin embargo, hay estímulos que no se han explorado pero sí están al alcance de la mano: bajar impuestos (especialmente los aplicados a las rentas del capital), simplificar regulaciones y mejorar la protección de los derechos de propiedad.

Capital riesgo e impuesto a las rentas del capitalLos “Super Emprendedores” suelen tener un alto grado de educación: en EEUU, solamente un 16% no tiene un título universitario, frente al 53% que se registra entre los trabajadores por cuenta propia y al 54% que encontramos entre los trabajadores por cuenta ajena. De media, el el nivel de “Super Emprendedores” que han completado estudios de Doctorado es cinco veces mayor al registro que encontramos entre el resto de los estadounidenses. Un 33% ha completado estudios en una de las mejores universidades del país, un selecto grupo de catorce centros que solamente ha sido pisado, de media, por uno de cada cien habitantes del país norteamericano.

El empleo por cuenta propia es alto en Grecia, España, Turquía, Portugal, Italia… pero allí escasea el emprendimiento innovador. En Estados Unidos ocurre todo lo contrario; de hecho, en Silicon Valley vemos el escenario más radical, ya que la tasa de empleo por cuenta propia es un 50% más baja que en el resto de California. He aquí un aspecto que rara vez se menciona cuando se habla de emprendimiento: no todo proyecto es equivalente y muchas veces se inician proyectos “por necesidad” y no en el marco de dinámica empresarial basada en la creatividad, el ingenio y la prestación de nuevos servicios.

Tasa de empleo por cuenta propia (excluyendo agricultura) 2008El informe subraya el éxito de EEUU a la hora de atraer a los “Super Emprendedores”. Es por eso que, comentando el estudio en Libre Mercado, Domingo Soriano trae a colación la siguiente gráfica. En ella vemos las conclusiones de un estudio de Ernst & Young, entre las que destaca que el 43% de los estadounidenses ve en el fracaso empresarial una oportunidad para alcanzar el éxito en oportunidades venideras.

Percepcion del fracaso empresarial en EEUULOS DATOS Y LAS REFLEXIONES MÁS IMPORTANTES DEL INFORME

  • De las 100 empresas cotizadas más grandes de EEUU, 31 fueron creadas después de la II Guerra Mundial. Estos empresarios han generado más de cuatro millones de empleos. Entre el “top 100” europeo, solamente siete firmas han nacido después de 1945.
  • Fijándonos en el Índice Global FT 500, vemos que el 29% de las empresas estadounidenses que figuran en dicho índice nacieron después de la II Guerra Mundial, frente al 8% registrado en el Viejo Continente.
  • Que el empleo por cuenta propia se asimile con el emprendimiento puede no ser la mejor forma de analizar estas cuestiones. De hecho, el auto-empleo es mayor en países donde el desarrollo de nuevas firmas de gran tamaño resulta más complicado: es el caso de Grecia, Turquía, España, Portugal o Italia. Por eso, tomar el trabajo autónomo como referencia de emprendimiento nos lleva a conclusiones engañosas.
  • En las listas de milmillonarios de Forbes encontramos a individuos llegados de 50 diferentes países, con todo tipo de experiencia de vida: desde agricultores chinos a alumnos de las más prestigiosas universidades de EEUU.
Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s