Ecuador: Correa emite más deuda externa que los seis Presidentes anteriores

Llama la atención que algunos observadores alaben a Rafael Correa por haber aprobado un “default” de la deuda soberana. Lo curioso de esta afirmación es que esos mismos comentaristas parecen pasar por alto que el mismo régimen correísta no ha parado de disparar las obligaciones del país.

Rafael Correa Dispara Deuda
En La Barra Espaciadora se habla del nuevo endeudamiento asumido por Ecuador mediante acuerdos con los mismos organismos multilaterales a los que Correa venía criticando desde hace años:

Cuando Correa llegó a Carondelet asestó una “patada en el trasero” al BM y al FMI, abrió diálogos con el cuco del sistema financiero internacional: Irán, impulsó la creación del Banco del Sur para reemplazar a los fondomonetaristas, abrió la chequera para la inversión pública y se sintió fuerte por el precio del petróleo y el aumento de la recaudación de impuestos; además, China asomaba como un gran aliado. Con todo eso, Ecuador podía sacarle la lengua y el dedo del medio a los multilaterales.

Por supuesto, esta autosuficiencia fue acompañada por el discurso de la muerte de la partidocracia, la reivindicación de la soberanía, la condena al imperialismo, el repudio al chantaje financiero y la primacía del ser humano sobre el capital…

Pero todo eso cuesta y siete años después la plata se va acabando. ¿Ustedes tienen algún amigo trabajando para el Estado? Pregúntenle por los recortes de presupuestos y los apretones económicos en los que andan.

En el enlace sabatino del 12 de abril, Rafael Correa decía -ojo: desde Nueva York, Estados Unidos- que “el propio Banco Mundial solito duplicó el crédito de USD 500 millones a USD 1 000 millones”, y que eso se debe al “desempeño económico” de Ecuador.

Pregunta: si el desempeño económico es bueno, ¿por qué debemos endeudarnos con una víbora que, lo queramos o no, va a clavar sus colmillos para asegurarse el pago de su plata?

Según el Gobierno, no habrá imposiciones porque “eso sería inaceptable”. Sin embargo, eso ni siquiera está por verse, pues la tecnocracia al servicio de la revolución se adelanta, tal como lo hacía Rivera ante las preguntas de los mauricios. Ahí están la famosa nueva matriz productiva que hoy tiene sus puntales en la minería y la explotación petrolera (¿el capital sobre el ser humano?), el sector público impulsa un pago de sueldos de acuerdo a la gestión por resultados y apodado con las siglas GPR (¿neoliberal?), se ajustan gastos y se alistan despidos en la burocracia (¿condiciones de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo, BID?), se recibe a los máximos ejecutivos de la Coca Cola en Carondelet y se niega audiencias con Yasunidos (¿un asunto de prioridades?), etcétera, etcétera, etcétera…

Es el chuchaqui de la fiesta de la soberanía y de la autosuficiencia, igual que los nuevos ricos que se gastan la plata en un mes y luego no saben qué hacer para pagar las tarjetas de crédito. En el 2009, la deuda con China, ese país amigo y desinteresado, apenas era de USD 4,7 millones. Hoy suma USD 6 292 millones y al menos 40 000 barriles diarios del crudo que exporta Ecuador están destinados al gobierno chino, según las cifras oficiales y según Fausto Ortiz, amigo y exministro de Rafael Correa.

Depender de un solo prestamista -que cobró intereses por alrededor del 8%- le pasó factura a la Revolución Ciudadana, y el gasto en exceso -con un Estado enorme- también. Ahora estamos en un periodo que mezcla la nostalgia de cuando podíamos sacarle el dedo al FMI y al BM y la necesidad de mantener aunque sea el cascarón del discurso de la soberanía.

La serpiente saca pecho: el BM puede prestarle al Ecuador USD 500 millones al 1,7% de interés, a 30 años de plazo y con 15 años de gracia. Lo anunció la misma embajadora ecuatoriana en Washington, Nathalie Cely.

Las condiciones de tanta generosidad -que el Gobierno jamás las va a reconocer- apuntarán más a la ratificación de las políticas económicas que se impulsan bajo el esquema de la nueva matriz productiva (explotación de recursos naturales) y de la eficiencia (reducción del Estado). Es decir, más producción, más eficiencia y, la palabra favorita de los neoliberales, austeridad, lo que conllevará a la larga una redefinición de la matriz ideológica que llevó al poder a Rafael Correa.

Los USD 500 millones del Banco Mundial aportan, pero apenas pesan. La brecha de financiamiento del 2014 bordea los USD 9 000 millones.

Según Ortiz, ya están asegurados USD 2 000 millones. Faltan USD 7 000 millones. ¿De dónde saldrá esa plata? Una buena parte, de la emisión de bonos en el mercado internacional y de más deuda interna (del IESS). ¿Y lo demás? No hay que olvidar que el presidente es PHD y doctor en Economía, así como bastante hábil y pragmático cuando se trata de cubrir sus propias deficiencias.

Mientras tanto, decenas de menesterosos burócratas en Carondelet buscan en los diccionarios palabras que reemplacen a otras palabras. ¡Eufemismos! Por ejemplo, tendrán que inventarse unas que sustituyan y hasta nieguen estas: “condiciones del Banco Mundial”. También deberán cambiar la frase “estamos en conversaciones confidenciales con el Fondo Monetario, porque si ellos no dan el visto bueno, el Banco Mundial no da ni un centavo”, por otra que diga algo así como “el país tiene una posición soberana y digna dentro del FMI”, o la ya dicha: “el BM solito nos duplicó el cupo”.

Trabajan fuerte en Carondelet: lo que no saben hasta hoy es cómo mejorar eso de que explotarán “apenas el uno por mil del Yasuní”. Mensaje insuficiente. Le falta poder revolucionario. Quieren incluir en el diccionario ecuatoriano la expresión “funcionarios separados” en lugar de “funcionarios despedidos”, más o menos lo que hizo el corcho Cordero en el IESS: decir que voluntario y obligatorio son lo mismo…

Al final de cuentas, para darle contundencia están los números, las cifras macroeconómicas de los amigos Patricio y Fausto, o las estadísticas de la felicidad de la Senplades. Lo demás corre a cargo de la Secom.

Anuncios

2 thoughts on “Ecuador: Correa emite más deuda externa que los seis Presidentes anteriores

  1. Dny dice:

    Convendría decir, si no se quiere engañar a la gente, que los 7 presidentes anteriores abarcan sólo 10 años de gobierno, mientras que Correa, hasta 2011 llevaba 5. Es decir, que sumando la deuda emitida por todos los 7 presidentes EN DIEZ AÑOS y dividiendo entre 2 tendremos la deuda emitida en 5 años, que coincide con la cifra de Correa en sus 5 años de gobierno hasta la fecha citada. Así que Correa ha emitido la misma cantidad que se venía emitiendo, con la diferencia de que él ha reducido la deuda que existía antes de su llegada radicalmente, siendo uno de los países menos endeudados en la actualidad: 24%.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s