Y decían que todo se debía a la “deuda privada”

Nos dijeron una y otra vez que la crisis de la deuda en España era privada y no pública. El tiempo ha ido poniendo las cosas en su sitio: incluso en medio de políticas tributarias confiscatorias, las familias y las empresas han sido capaces de reducir su deuda de forma sistemática; por su parte, las obligaciones del Estado no han dejado de crecer, deprimiendo el PIB en un 5% y restando 1.800 euros anuales a cada trabajador en concepto de intereses.

Año tras año, alertamos del “efecto crowding out“, apuntando que el ajuste privado no estaba siendo acompañado por una “austeridad pública“, sino por programas de estabilización basados en extraer aún más dinero de las familias y las empresas. Llegamos así a un escenario insoportable en el que la recaudación tributaria se mantiene en la media histórica a pesar de que cuatro millones de personas han perdido su empleo y ya no aportan ingresos en concepto de tributos directos.

El desapalancamiento del sector privado ha sido tan significativo que sus obligaciones son hoy inferiores que en 2008 en magnitudes que se empiezan a acercar a los 400.000 millones de euros. Ese sacrificio ha permitido depurar malas inversiones y reajustar la riqueza a la situación real de la economía, “pinchada” ya la ilusión de crecimiento que fueron los años del crecimiento financiado con dinero barato.

El sector público no se ajustará el cinturón, pues es consciente de que el sacrificio de familias y empresas será suficiente para estabilizar la economía y seguir financiando unas insostenibles estructuras de gasto fiscal. De hecho, las Administraciones Públicas españolas siguen siendo un monumento a la ineficiencia, recaudando 1,5 euros por cada euro de gasto efectivo.

De esta salimos gracias al esfuerzo de familias y empresas. De esta salimos a pesar de nuestros gobernantes, no gracias a ellos.

Deuda no financiera España Empresas Familias Administraciones Pública Privada

Anuncios

One thought on “Y decían que todo se debía a la “deuda privada”

  1. Marqués says:

    “El sector público no se ajustará el cinturón, pues es consciente de que el sacrificio de familias y empresas será suficiente para estabilizar la economía y seguir financiando unas insostenibles estructuras de gasto fiscal”

    Pues el sector público será consciente, pero no pueden estar más equivocados…..Unas insostenibles estructuras de gasto fiscal, por definición no son sostenibles y una economía sometida a estructuras de gasto insostenibles no puede nunca estabilizarse. Con apoyo del BCE, sin apoyo del BCE, con sacrificio del sector privado o sin él…. Da igual,…… lo insostenible acaba cayendo…siempre.

    El actual gobierno ha engrosado la cifra de deuda de las administraciones públicas a un ritmo de 9.900 millones de euros al mes. Ni Zapatero y su famosa herencia llegaron a tanto.

    En fin, … que le voy a contar que Vd no sepa…

    Saludos.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s