El igualitarismo, nueva máscara de los anti-capitalistas

Brillante artículo de Carlos Rodríguez Braun sobre los argumentos igualitarios de los enemigos del capitalismo:

Primero juraron que el capitalismo era diabólico para los trabajadores, porque los empobrecía y oprimía: la solución era la revolución socialista, que por fin se impuso en 1917. Cien años y cien millones de trabajadores muertos después, el progresismo dejó de insistir en la maldad brutal del capitalismo. Por muy malo que fuese, resultaba patente que el socialismo real era peor, como dijeron los liberales desde el primer día, y los trabajadores que padecieron el comunismo cuando pudieron quitarse la mordaza. Hasta muchos intelectuales y artistas de izquierdas dejaron de hablar del paraíso comunista…en especial después de la caída del Muro, claro.

Dirá usted: se acabó la discusión. Nada de eso. El mismo discurso antiliberal dirigido contra el capitalismo, con los mismos argumentos contrarios al mercado y a la propiedad privada, volvió a esgrimirse, económica y políticamente. La izquierda, con su habitual y desdeñosa solemnidad, nos aseguró que el capitalismo (ahora llamado “globalización”) creaba un enorme problema: la desigualdad. Esta fue la consigna: los ricos son cada vez más ricos, y los pobres cada vez más pobres. La desigualdad aumenta en el mundo y provocará, anunciaban, toda clase de cataclismos.

Otra vez, era mentira. Lo juraban la ONU y demás burocracias internacionales, pero era mentira, no porque los ricos no fueran más ricos, sino porque los pobres eran cada vez menos pobres. La prosperidad llegó en las últimas décadas a los países más poblados de la Tierra, China y la India, y tanto la pobreza como la desigualdad disminuyeron en el mundo.

Dirá usted: esta vez sí que se acabó la discusión: los socialistas de todos los partidos habrán comprendido que la clave del bienestar de los pobres es la libertad, y habrán saludado a los liberales que lo dicen desde hace siglos. Nada de eso. Los mismos que proclamaban que la malvada desigualdad aumenta en el mundo… siguieron diciéndolo, subrayando en particular la desigualdad dentro de los países.

Lo utilizan, como siempre, como cuando juraban que el capital empobrecía y oprimía al proletariado, para concluir que la libertad es nociva y que el Estado debe intervenir. Veamos, si la India y la China prosperan y Corea del Norte no, entonces habrá más desigualdad dentro de las dos primeras naciones. Todo indica que eso es lo que ha sucedido. Lo que no se entiende es qué objeción cabe plantear ante esto, salvo que anhelemos la mayor igualdad que el comunismo impone en Corea del Norte (menos, como siempre, a los jerarcas del Partido).

Anuncios

One thought on “El igualitarismo, nueva máscara de los anti-capitalistas

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s