Una de cada cuatro actividades económicas en España se mueven “en B”

El Mundo cita un informe de ATA sobre el alcance de la informalidad económica en España:

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) estima que prácticamente una de cada cuatro actividades económicas en España están en el ámbito de la economía sumergida y, por tanto, no paga ni cotizaciones ni impuestos. ATA recalca que la economía sumergida no sólo se da entre desempleados, sino también entre aquellos asalariados que realizan alguna actividad ‘extra’ por la que no cotizan ni pagan los correspondientes impuestos.

Manuel Llamas analiza el tema en Libre Mercado, apuntando a los principales factores que engordan la “economía sumergida”:

Entre las causas que explicarían este fenómeno en España, el estudio dirigido por el profesor Sardà concluye que “la carga impositiva juega un papel determinante sobre el tamaño de la economía sumergida”, sobre todo, la relacionada con las cotizaciones sociales, aunque no lo explicaría por sí sólo, ya que otros países de la OCDE presentan una elevada presión fiscal y menores tasas de economía sumergida.

Por ello, también resulta significativo el impacto de la tasa de paro, el fuerte papel de la construcción como fuente de economía sumergida durante la burbuja (escriturar un piso por debajo del precio real, por ejemplo) o el mayor nivel de corrupción que presenta España en relación a otros países desarrollados, así como una cierta permisividad por parte de los españoles hacia ciertos tipos de fraude fiscal como, por ejemplo, aceptar una factura sin IVA, según el informe.

Pero los dos factores más relevantes son los relacionados con la carga fiscal (subidas de impuestos) y el mercado de trabajo (elevada tasa de paro), según detalla el estudio. En cuantio al primero, cabe recordar que el indicador clave para medir el peso de los impuestos en un país no es tanto la presión fiscal como el esfuerzo fiscal (fiscalidad en función de la renta y no del PIB), y en este capítulo España se sitúa a la cabeza de Europa y OCDE. El aumento de la economía sumergida durante los años de crisis coincide con el mayor aumento de impuestos de la historia reciente de España.

En cuanto al desempleo, más concretamente, el documento explica que las provincias que presentan un mayor porcentaje de parados de más de 50 años y de parados de larga duración son, igualmente, las que, por regla general, presentan una mayor economía sumergida. “Este resultado viene a corroborar lo que de forma, más o menos intuitiva, se esperaba y es que estos dos colectivos de parados son los que tienen unas mayores dificultades para reincorporarse al mercado de trabajo y, por tanto, son los que tienen más incentivos a trabajar fuera de los mercados considerados como legales”. Asimismo, “a mayor proporción de pequeñas empresas [con menos de 10 trabajadores], mayor volumen de economía sumergida”, ya que, normalmente, son las “más incentivadas al fraude, especialmente al IVA”.

Andalucía es, según El Confidencial, la región en la que más alcance tiene la “economía sumergida”:

“¿Con IVA o sin IVA?”. Esta frase, tan habitual en la vida cotidiana española, forma parte de una de las principales causas del aumento de la economía sumergida en el país y, más en concreto en Andalucía, que la lidera con 40.500 millones de euros escondidos, el 29,2%, cinco puntos por encima de la media nacional.

El informe La economía sumergida pasa factura. El avance del fraude en España durante la crisis, elaborador por el profesor Jordi Sardà de la Universitat Rovira i Virgili, precisa cómo las provincias de Almería (33,5%), Granada (32,1%) y Córdoba (30,6%) encabezan la clasificación de las economías andaluzas más sumergidas. La que presenta mejores ratios es Huelva (26,4%), seguida de Sevilla (27%) y Málaga (28,6%).

“Hay una gran problema de moralidad fruto de la corrupción que afecta a todas las comunidades autónomas [en Andalucía, con especial incidencia en el caso de los ERE y las subvenciones a UGT]”, señala Sardà. El profesor remarca que unos impuestos “más justos” contribuirían a aliviar estas cifras. “Espero que la reforma impositiva que prepara el Gobierno dé sus frutos y vaya en esa dirección”, precisa.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s