Tres de cada cuatro europeos creen que la corrupción está generalizada

La degradación institucional europea está convirtiéndose en un freno más para la recuperación económica. Esta pérdida de confianza se traduce en peores incentivos para la innovación, el emprendimiento, etc. A continuación, la reseña que hace El País sobre el informe de la Comisión Europea que aborda este tema. El documento al completo, aquí

Los europeos tienen la sensación de vivir en un ambiente de corrupción generalizada. Tres de cada cuatro suscriben esa apreciación, según un amplio estudio que ha publicado la Comisión Europea, basado en una encuesta ciudadana y en análisis propios. Esa opinión es prácticamente universal en Grecia (99%), Italia (97%) y España (95%), pero también alcanza niveles preocupantes en países con reputación de seriedad como Alemania, donde el 59% de la población cree que las corruptelas están muy extendidas.

Corrupción Europa

Bruselas se ha decidido a hacer público este informe —con varios meses de retraso— con el convencimiento de que el nivel de corrupción reinante en los Estados miembros debe atajarse. Para ilustrar sobre la magnitud del problema, el Ejecutivo comunitario cifra en 120.000 millones de euros el dinero que cuestan las corruptelas cada año en toda la UE. 

Acertada o no, los ciudadanos tienen la convicción de que el problema se agrava. Más de la mitad de los europeos creen que esas prácticas han empeorado en los últimos tres años, con España a la cabeza de esa afirmación (el 77%). El punto débil de estas aseveraciones llega al preguntarles por su propia experiencia. Solo un 8% de los interrogados asegura haber experimentado o haber sido testigo de un caso de corrupción en el último año, una cifra que casa mal con la impresión abrumadora de entorno corrupto. Y de ellos, apenas un 12% lo denunció.

Fuentes de la Comisión subrayan también la falta de eficacia de las agencias e instituciones que deben perseguir las conductas erróneas en los 28 países comunitarios. Bruselas detecta “falta de voluntad política” para dotar a esos organismos de la independencia necesaria o para establecer una duración de sus mandatos que les permita sancionarlas.

La falta de controles afecta principalmente a los ámbitos autonómico y local, con análisis que “tienden a ser más débiles que en el nivel central de la Administración”, reza el informe. A falta de competencias para imponer medidas, la Comisión lanza una serie de recomendaciones a los Estados, entre las que figuran mejorar la rendición de cuentas ante los ciudadanos, reforzar los mecanismos de control y elevar las sanciones para los casos detectados.

Antes de cerrar este tema, quisiera subrayar lo irónico que resulta que las instituciones de Bruselas hagan público un informe sobre este tema pero no sujeten su propio funcionamiento a un análisis de este tipo. Lamentablemente, muchos de los problemas denunciados  a nivel nacional se reproducen a nivel comunitario. Por otro lado, ahondando en las causas de la percepción generalizada de corrupción, no olvidemos el privilegio que supone el aforamiento para 10.000 cargos públicos.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s