Tres billones de dolares de estímulo fiscal y monetario para esto

La gráfica siguiente nos ayuda a comprender el rotundo fracaso que han supuesto los estímulos monetarios y fiscales aprobados en EEUU.  La línea azul simboliza la proyección de desempleo que hacía la Casa Blanca para justificar estas medidas; la línea gris era el escenario de paro que se daría sin la aprobación de dichos desembolsos; la línea roja muestra el comportamiento real que ha tenido el paro entre 2009 y 2014.

Desempleo EEUU Estímulos Gasto Keynesiano Obama
Llegamos a una situación aún peor si nos fijamos en los datos de desempleo que incluyen a trabajadores  subempleados. Dicha variable eleva la tasa de paro a cotas del 13%.

derugy-fichtner-unemp-rates-chart-small_0
Fuente: Mercatus Center, George Mason University

A la vista está que el resultado ha sido negativo. Sin embargo, hay más indicadores que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, la participación laboral se sitúa por debajo del 63%, un mínimo inédito desde finales de los años 70 del siglo pasado. Lo vemos en la siguiente gráfica.

Fuente: Daniel Lacalle, Bloomberg
Fuente: Daniel Lacalle, Bloomberg

Claro está que todo esto tiene un coste. Ese coste son tres billones de dólares en estímulos fiscales y monetarios. Sí, han leído bien. Tres billones. Con B. Un fracaso mayúsculo.

LA VISIÓN DE JUANMA LÓPEZ ZAFRA

El objetivo de la mayor parte de los economistas de la corriente dominante del pensamiento transmitir que las políticas de flexibilización cuantitativa (QE) han supuesto un éxito sin precedentes en cuatro áreas distintas, todas vitales: empleo, inflación, renta disponible de los ciudadanos y control de la actividad económica / burbujas. Como veremos a continuación, se trata de mitos, cuando no directamente de magia.

1-. Las QE han creado 8 millones de puestos de trabajo.

Elaboración propia a partir del Bureau of Labor Statistics (BLS; equivalente al INE en EEUU)

Desde la 1ª QE, en noviembre de 2008, se han creado 1 millón de empleos; en el mismo período, más de 11 millones de norteamericanos han abandonado el mercado laboral; ya no computan como buscadores de empleo. Son los Not In Labor Force (NILF).

Elaboración propia a partir del BLS

NO existe una sola fuente habitual entre los economistas que refrende la creación de más de un millón de empleos. Decir lo contrario es faltar a la verdad.
2-. Las QE no crean inflación.
 
De nuevo, falso. Es desgraciadamente habitual confundir al ciudadano sustituyendo la inflación por el IPC. El IPC refleja la variación en los precios de un conjunto de bienes seleccionados. Ni están todos, ni lo pretende. La inflación es el alza generalizada de los precios. Y por tanto debería recoger TODOS los precios, no sólo los de los bienes de consumo.
Evolución del SP500 según las distintas QEs. Fuente: sierrachart.com

Saldo de Mortgage Backed Securities (MBS) y Deuda Púlblica del Tesoro en poder de la Fed (azul); índice SP 500 (rojo). Fuente- FRED

Pero para quien insista que los activos financieros no forman parte de la inflación, que no están sujetos a ella (por cierto, ¿no fue la inflación de los activos inmobiliarios, la burbuja de las subprime, la que según los mismos, nos trajo hasta aquí? ¿esa sí es inflación, y la de la bolsa no?), vean la evolución del IPC calculado con la metodología de 1980 y la actual; la inflación actual estaría en casi el 10%. Vaya.

Evolución del IPC calculado con la metodología 1980 (azul) y la actual (rojo). Fuente: shadowstats.com
3-. Las QE han favorecido al trabajador, mejorando su salario.
Si tomamos el índice del salario mediano de los norteamericanos (aquél tal que el 50% de ellos cobra por encima, y el 50% cobra por debajo, una medida habitual mucho más adecuada que el salario medio pues no se ve afectado por los extremos), observamos que se encuentra 8 puntos por debajo de su valor antes de la crisis.
Índice del salario mediano. Fuente: dailyreckoning.com
Salario mediano real y nominal desde 2000 en los EEUU. Fuente: SentierResearch.com
En este 2º gráfico observamos cómo el salario mediano ha decrecido progresivamente a lo largo de todo el s XXI (en términos reales) y cómo desde 2008 no hace sino deteriorarse aún más, hasta estabilizarse de un tiempo a esta parte. El trabajador norteamericano tipo no ha mejorado sus ingresos.
4-. Las QE son neutrales en términos de inversión inmobiliaria.
 
De nuevo, falso. Como toda política de expansión crediticia, el exceso de liquidez de las QE se destina allí donde más rápido puede multiplicarse. Y uno de los destinos preferidos es siempre el inmobiliario.
 Índice Case-Shiller de precios inmobiliarios. Fuente- Quartz.
Cociente del valor mediano de la vivienda nueva sobre la renta disponible. Fuente: harveyorgan.blogspot.com
Este 2º gráfico refleja la evolución del precio mediano de la vivienda nueva en relación con la renta per capita disponible del norteamericano; refleja cuántas veces el precio de la vivienda supera la renta disponible. Incrementos (como vienen ocurriendo desde mediados de 2010) suponen que el precio de la vivienda sube más que la renta disponible.
Proyecciones de evolución del precio de la vivienda nueva en EEUU. Fuente- MarketOracle.co.uk
Así pues, la conclusión es sencilla. Las QE:
  • NO han generado empleo
  • NO han contenido la inflación, sino que la han exacerbado vía activos financieros e inmobiliarios
  • NO han ayudado al trabajador, que ha visto disminuir su renta.
Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s