El BCE redujo su balance un 24% en 2013

Ya apunté hace meses que a lo largo de 2013, el BCE redujo su balance de forma significativa

Paul Jackson, estratega de Société Générale, ha publicado un documento llamado “Canción de cisne: 12 gráficas que no debemos ignorar“. Jackson valora positivamente el rumbo de la política monetaria europea frente a la desarrollada por la Reserva Federal en EEUU. Dos tablas llaman la atención:

1. Por un lado, podemos ver que el balance del BCE se ha reducido desde julio de 2012. Fue entonces cuando Draghi prometió hacer todo lo necesario para apoyar al euro. Aquella aparente insinuación de activismo monetario fue, en realidad, el preludio de un periodo de ajuste en el que el banco central ha llevado su balance a niveles cercanos a los registrados en 2009-2010. El gran salto, en cualquier caso, se produjo desde 2004-2005. La tendencia del BCE choca con la de la FED, el Banco de Japón o el Banco de Inglaterra.

ECB balance sheet shrinksBalance BCE (activos, LTRO)
Captura de pantalla 2013-11-15 a la(s) 17.22.00

Entre 2011 y 2013, el balance de la FED crece un 36% mientras el del BCE se reduce un 26%.

BaAOOPmCcAElnEU

2. Según Jackson, esa mayor precaución del BCE explica parte de la apreciación del euro frente al dólar, intensa desde finales de 2012.

ECB caution may explain EURUSD strength

Los instrumentos empleados difieren en cada caso:

1. El BCE da más peso a aportar liquidez  (49%), intervenir en mercados crediticios (22%) y comprado “otros activos” (17%).
2. La FED ha monetizado deuda pública (61%) e intervenido en mercados crediticios (37%).
3. El Banco de Japón (79%) y el de Inglaterra (93%) se han volcado en monetizar deuda pública.

Captura de pantalla 2013-11-15 a la(s) 17.22.40

Más recientemente, Vózpopuli confirma esta tendencia y habla de una reducción del 24% en el tamaño del balance del BCE, que pasa de 3 a 2,2 billones en 2013:

El Banco Central Europeo paró la máquina de imprimir billetes en 2013. Durante esos doce meses, la entidad sita en Fráncfort y encabezada por Mario Draghi recortó su balance un 24,3 por ciento, desde los 3 billones a los 2,2 billones de la actualidad, un frenazo en seco que contrasta con la frenética actividad de la Reserva Federal de Estados Unidos, que en el mismo periodo engordó su balance un 38,6 por ciento, desde los 2,9 hasta los 4 billones de dólares. Incluso con la economía estadounidense ya despegando a ritmos que rondan el 3 por ciento, la Fed continúa embarcada en una política monetaria expansiva.

 

BALANCES DE LA RESERVA FEDERAL Y DEL BCE

FUENTE:Bloomberg

La buena noticia radica en que parte de esa reducción de balance la protagonizan los bancos españoles, que en fechas recientes han conseguido acceder a los mercados y por consiguiente dependen menos de la financiación del BCE. Que un banco comoBMN, pequeño y hasta hace muy poco estigmatizado por ser una excaja de ahorros española, haya conseguido colocar cédulas a cinco años pagando un poco más de un 3 por ciento es un paso decisivo en la normalización del sistema financiero.

Poco a poco, las entidades patrias han reducido su dependencia de la liquidez del BCE hasta el entorno de los 220.000 millones, casi la mitad del máximo de 400.000 millones que alcanzaron a mediados de 2012. Si bien buena parte de esta corrección se debe a que desde que comenzó la crisis el crédito a empresas y familias ha descendido más de un 20 por ciento y los depósitos han repuntado un 4. Todo ello al tiempo que para sostener sus cuentas han hecho negocio comprando deuda pública.

Mientras que EEUU, Reino Unido y Japón están creando inflación y por tanto crecimiento a fuerza de imprimir billetes, el razonamiento del BCE consiste en que hay que sanear las economías, ajustarse vía precios y así ser más competitivos. Sin embargo, esta terapia aboca a España a continuar ahondando en la senda de los sacrificios y los ajustes.

En Alemania se resisten a las recetas inflacionistas, ya que ahorran para la jubilación y no quieren perder las ganancias en competitividad adquiridas a lo largo de más de una década de moderación salarial. Además, entienden perfectamente que esos diferenciales de inflación acarrearían una transferencia de rentas encubierta de los acreedores del norte a los deudores del sur.

En tanto en cuanto la Fed siga emitiendo moneda, ahora con el tapering disminuyendo el ritmo de impresión a razón de 75.000 millones de dólares al mes en lugar de los 85.000 millones, esto significa que el euro seguirá apreciándose y presionando todas nuestras ganancias en competitividad obtenidas a fuerza de sacrificios. 

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s