EEUU reduce el déficit y el gasto público: la estrategia del Tea Party surte efecto

Reproduzco mi artículo “La (desconocida) austeridad de EEUU: menos déficit, más empleo”, publicado en La Gaceta el día 21 de diciembre de 2013.

La economía estadounidense ha creado 203.000 nuevos empleos en noviembre de 2013, según datos oficiales. Numerosos analistas hablan de una mejora sustancial en el cuadro macroeconómico, al hilo de la evolución del PIB. Podríamos matizar ambos aspectos, pero en cualquier caso sí podemos decir que las cosas están funcionando mejor en el país del Tío Sam.

¿Significa esto que la estrategia económica de Obama ha funcionado bien? Es difícil responder esta pregunta sin tener en cuenta la fortaleza del poder legislativo en la democracia estadounidense. Veamos:

– Si auditamos el déficit público que hoy registra Estados Unidos, vemos que la mitad de dicho descuadre se debe a decisiones tomadas o avaladas por el Congreso y el Senado. Estamos, pues, ante un ejemplo real y efectivo de separación de poderes.
– El actual Presidente llegó a la Casa Blanca apelando al gasto público como palanca para la recuperación. Por aquel entonces, sus propuestas contaban con el beneplácito del Congreso y el Senado.
– La Administración Obama no solamente avaló los grandes “rescates” de la anterior Administración sino que también aprobó su propio “plan de estímulo” dotado de casi 800.000 millones de dólares.
– La evolución del empleo fue mediocre hasta entonces, con tasas de desocupación mucho mayores a las previstas. Mientras que Obama esperaba un desempleo del 6% en 2010, los datos oficiales llevaban esta cifra hasta niveles del 10%.
– En 2011, la llegada a Washington de los legisladores republicanos afines al Tea Party condicionó los planes de Obama y obligó a la Casa Blanca a aceptar un significativo cambio de rumbo en materia fiscal.
– Desde entonces, las disputas presupuestarias entre el Ejecutivo y las cámaras legislativas han estado a la orden del día. Buena parte de estos desencuentros se ha saldado con triunfos de los parlamentarios republicanos, partidarios de una mayor austeridad fiscal.
– Si analizamos el déficit podemos comprobar que el Tea Party está imponiendo su voluntad en gran medida, ya que el desfase entre ingresos y gastos ha pasado entre 2011 y 2013 de más del 10% a menos del 5% del PIB. En relación con el PIB, el gasto federal cae de más del 27% a menos del 24%.
– En materia de empleo, cabe señalar que la tasa de paro se ha reducido entre 2011 y 2013. Esta mejora se produce en un contexto de austeridad fiscal, por lo que no puede achacarse a los “estímulos” desplegados por Obama antes de 2011.

Así las cosas, lo cierto es que los presupuestos se han reducido en casi 100.000 millones desde que el Tea Party condicionó la agenda económica de Obama. Semejante ejercicio de austeridad en un periodo tan reducido no tiene precedentes en tiempos de paz. De hecho, habría que irse a los compases posteriores a la Guerra de Corea para ver algo parecido. ¿Dónde se producen los ajustes? En esencia, cae el gasto en educación, defensa y personal, y esto permite que el déficit se reduzca en más de un 40%.

Pese a todo, aún quedan muchos aspectos susceptibles de ajuste. Así lo ha demostrado el economista Chris Edwards :

– Los diferentes subsidios agrícolas suponen alrededor de 70.000 millones de dólares.
– La falta de eficiencia en Defensa cuesta cerca de 130.000 millones de dólares.
– Las duplicidades en materia de Educación (programas federales solapados con presupuestos estatales y locales) suponen casi 130.000 millones de dólares.
– Las trasferencias no obligatorias a los gobiernos locales suponen más de 7.000 millones de dólares.
– Los subsidios al alquiler alcanzan cerca de 30.000 millones de dólares. A este se une un gasto de casi 7.000 millones en desarrollo de viviendas de titularidad federal.
– Los fondos dedicados al “desarrollo comunitario” cuestan más de 11.000 millones a los contribuyentes.

A esto se podrían unir tajos adicionales en aquellos capítulos presupuestarios marcados por la ineficiencia. Por ejemplo, los empleados federales tienen remuneraciones mucho mayores que los trabajadores medios, por lo que un ajuste del 10% no sería extravagante. Esto supondría un ahorro de 30.000 millones de dólares. Otro ejemplo, los polémicos programas de “ayuda al desarrollo” transfieren fondos millonarios a regímenes totalitarios que simplemente usan este dinero para perpetuarse en el poder. Una reducción del 50% en este capítulo generaría ahorros fiscales por más de 12.000 millones de dólares.

Todo esto ayudaría a bajar los impuestos y estimular la economía de la manera correcta: a través del ahorro, el consumo y la inversión de empresas y familias. No obstante, no solamente es necesario bajar impuestos, sino que también conviene reordenarlos. En este sentido, hay diferentes propuestas que podrían ser de interés:

– En los impuestos sobre el trabajo, EEUU podría fusionar Renta y Cotizaciones Sociales bajo un gravamen único del 28%.
– En el Impuesto de Sociedades, rebajar el tipo general del 39% al 14% mantendría la recaudación tributaria constante.
– En el tributo a la repatriación de beneficios obtenidos en el extranjero, aplicar un gravamen reducido del 5% generaría más de 35.000 millones y generaría una entrada masiva de capitales que hoy se mantienen fuera del país debido a los altos tipos del Impuesto de Sociedades, aplicados también a los beneficios logrados más allá de las fronteras estadounidenses.
Austeridad Déficit Desempleo EEUU Obama Tea Party

Anuncios

2 thoughts on “EEUU reduce el déficit y el gasto público: la estrategia del Tea Party surte efecto

  1. enriqueforja says:

    Debo felicitarte una vez más, aunque añadiré, es que uno es así, algo que quizás sea rebelde y es que para mí, el fundador al que ya no se ve del TP, Ron Paul (creo que se escribe así), sí era libertario y hoy no sé dónde está, los que aparecen en los medios, para mí son ultra conservadores en lo social y el libertarismo debería serlo en todos los ámbitos. Saludos y seguiremos dándole caña a los dictadores disfrazados, desde el respeto y el argumento.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s