Gracias al ajuste privado, la economía española empieza a moverse

Como hemos explicado anteriormente, el ajuste del sector privado español permite hablar de “luz al final del túnel”. Esta progresiva  recuperación efectiva se produciría, en gran medida, “a pesar de” y no “gracias a” las decisiones tomadas por los políticos. Más sobre la tortuosa “devaluación interna” española, aquí.

Pues bien, en este artículo David de Bedoya también muestra cierto optimismo en su más reciente análisis del panorama actual. Hablamos, pues, de otra voz más que subraya la posibilidad de que la reconversión y los ajustes que ha desarrollado el sector privado sea suficiente para “tumbar” los obstáculos levantados por los legisladores. Reproduzco algunos párrafos de su explicación:

“Dejando de lado la esfera pública que tanto nos entretiene pero que no nos da de comer, fijémonos pues en esas noticias que aparecen en las últimas páginas de las salmonadas. En España tenemos la compra de Grifols de una parte de Novartis, tenemos las desinversiones de Bankia. La desinversión de BBVA en China. Tenemos mucho movimiento en el mercado de I+D (Indas fue vendida a Blackstone hace casi un mes por 400 millones) y tenemos también movimiento en el mercado inmobilario. Goldman Sachs (que no da duros a pesetas) y Azora (uno de los mejores Private Equities de España) cerraron una importantísima adquisición hace unas semanas en Madrid, con el ánimo de gestionar unos inmuebles, sanearlos y recuperar la inversión en unos años. Esta semana, veíamos subidas de precios en el mercado inmobilario en zonas costeras (allí donde los precios se habían desplomado todavía más por el efecto de la falta de demanda para vivienda vacacional). Y se rumorea que Magnum Partners (un fondo de capital riesgo que cuenta con un equipo de gran calidad y reconocida gestión en busca de la excelencia) está buscando capital para volver a construirse una buena cartera de inversiones en la Península Ibérica”

“Pero, ¿acaso esto es importante para el ciudadano de a pie? ¿Cómo le afecta? ¿Qué le importa al camarero que Deloitte Consulting Group haya ayudado a una empresa aeronáutica a ser más eficiente o que Investgala esté aumentando su portfolio y su personal? Bueno, está claro que es difícil de verlo. ¡Prácticamente imposible! Grandes operaciones, cifras astronómicas (no olvidemos que la oficina de Goldman Sachs de Madrid el años pasado hizo operaciones de fusiones y adquisiciones de empresas por valor del 10% del PIB nacional, ¡con un equipo de menos de 20 personas!) y alejadas del ciudadano de a pie, ¿verdad?”

“Pues no. La verdad es que están mucho más cerca de lo que parecen. Estas grandes transacciones corporativas están alimentando por fin el mercado financiero. Las comisiones que los bancos de inversión cobran les animan a ofrecer más servicios, como las tan necesitadas emisiones de deuda que requieren muchas de nuestras empresas. Por ejemplo, Repsol pudo emitir gracias a Morgan Stanley hace unos meses, El Corte Inglés se está reestructurando de la mano de los mejores bancos americanos y ONO no quebró gracias a que emitió high yield hace unos meses. Todo ello viene de lo anterior. El mayor driver (impulsor) de este tipo de operaciones de emisiones de deuda, expansión de mercados o desarrollo de productos son las operaciones de fusiones y adquisiciones. Y éstas están pasando”

“Y al ciudadano de a pie que la cosa se mueva le beneficia. Porque la deuda que se vaya emitiendo para las LBO que se están fraguando va a repercutir de gran modo en los balances de la banca comercial. Que si ahora los inversores están viniendo a España hasta con 1 billón bajo el brazo para meterlo en industria eso va a permitir que, muy poco a poco, el Santander, el BBVA y hasta Caixabank empiecen a prestar dinero. ¡Que la deuda no es mala si se puede pagar! Ello va a permitir que el Estado sacie su hambruna impositiva”

“¿Es inmediato? ¡Por supuesto que no! ¿Y es seguro? ¡Menos todavía! Tan rápido como los inversores entran se pueden ir. Pero los horizontes temporales en España van cambiando poco a poco. Y mientras nuestros políticos sigan jugando a las damas con Gibraltar y Cataluña, podremos dormir tranquilos. España necesita tranquilidad pública y poco a poco la va obteniendo. Y sí, los Private Equities ganan dinero comprando barato y vendiendo caro. Pero mientras tanto gestionan, dan trabajo, se endeudan y abren mercado. Decidan ustedes si prefieren este modelo de crecimiento lento, relativamente sostenible y de la mano de los mejores profesionales de las empresas que cultivan capital humano a lo largo del globo o prefieren 3 Planes E y 4 Reyal Urbis. Yo no tengo ninguna duda. Tardará, será lento. No se ve ahora mismo casi. Pero se mueve”

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s