La “devaluación interna” española: qué podemos hacer para profundizarla

La siguiente tabla (El Mundo, 30/10/2013) muestra el coste laboral de la industria manufacturera, expresando el dato por hora, en euros y con referencia a 2012. La fuente es el INE.Coste laboral en la industria manufactureraComo podemos ver, nuestro país ha ganado terreno en este sentido, gracias principalmente a la moderación salarial que hemos empezado a desarrollar. Al mismo tiempo, nuestro país capta más inversión extranjera (19.000M€ en 2013 frente a 9.000M€ en 2012), exporta más (crecimiento del 50% entre 2009 y 2013), se endeuda menos (fuerte desapalancamiento de familias y empresas) y gana en productividad (un 12% más desde 2008). Se trata de un ajuste privado cercano a la “devaluación interna”, pero incompleto por las malas decisiones de política económica que acompañan a este esfuerzo de nuestro sector productivo.

¿Qué podemos hacer para cambiar ese factor contradictorio que impide la aceleración y la profundización del ajuste? En esencia, seguir reduciendo costes laborales, seguir captando inversiones, seguir exportando más, seguir reduciendo nuestro endeudamiento y seguir ganando en competitividad. Eso sí: el sector público debe acompañar estos procesos mediante una rebaja de los impuestos que permita pisar el acelerador y desarrollar, por fin, un ajuste efectivo.

Países como Estonia hicieron eso al comienzo de la crisis: el sector público se redimensionó para adaptarse al “pinchazo” de la “burbuja” inmobiliaria y se evitaron las grandes subidas de impuestos y los grandes “planes de estímulo” que han sido la norma en buena parte de Europa.  No es casualidad que esos paises hayan superado el bache mientras que los demás siguen atrapados.

En España, nada es más urgente que reducir el coste fiscal del trabajo. Ahora mismo, la fiscalidad sobre el trabajo (Renta y Cotizaciones) es tan alta que el Estado se embolsa, de media, el 42% de lo que gana cada trabajador. Por otro lado, el coste de las cotizaciones sociales asciende a una media de 10.812 dólares en España, un 35% más que los países de la OCDE (6.796 dólares). Si reducimos las cotizaciones sociales, aceleraremos enormemente la “devaluación interna”. Otra medida interesante pasa por eliminar el Impuesto de Sociedades como ha hecho Estonia, país que solamente grava el reparto de beneficios. En resumen, todo lo que sea recortar el coste fiscal de las empresas ayudará a profundizar el ajuste y conseguir la ansiada recuperación. Por otro lado, un mercado laboral más flexible es necesario para evitar el desempleo masivo. Tenemos que avanzar hacia un modelo que mezcle el contrato único con el contrato libre voluntario.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s