La riqueza de las familias españolas, al alza

Según los datos del Banco de España que comenta Expansión en su número del 22 de octubre de 2013, la riqueza financiera neta de las familias españolas alcanzó los 922.640 millones de euros en el segundo trimestre de 2013, lo que implica un alza interanual del 19%. De hecho, hablamos de los niveles más altos desde el comienzo de la crisis en 2007. El esfuerzo de desapalancamiento vivido desde el comienzo de la crisis ha sido notable: sumando a empresas y familias, hablamos de un ajuste privado de 553.000 millones en un lustro.

Tal y como explica la agencia Europa Press, “los activos financieros totales de las familias, antes de descontar la deuda que poseen, han alcanzado en el segundo trimestre 1,802 billones de euros, un 5,7% más que en 2012”. Del total de la riqueza de las familias, la gran parte de los ahorros de los hogares se encuentra en efectivo y depósitos (877.952 millones), con las acciones y participaciones en niveles de 555.111 millones, un crecimiento del 10% frente a los números de 2012. En cuanto a las deudas, los pasivos caen de forma sistemática: de 958.847 millones en 2008 a 879.803 millones en el segundo trimestre de 2013.

Riqueza Familias

PONIENDO LOS DATOS EN PERSPECTIVA

Las familias y las empresas aún deben desapalancarse en 83.000 millones para recuperar los niveles de 2006, año previo al estallido de la crisis. Entre las empresas, la deuda crecía entonces a niveles interanuales del 28%, tocando los 1.000 billones de euros. No obstante, el volumen de deuda llegó a superar los 1.300 billones entre mediados de 2008 y comienzos de 2011. Hoy, el indicador ya está debajo de los 1.100 millones, pero el volumen de deuda sigue siendo preocupante.

En 2006, la deuda crecía a tasas del 20% entre las familias. En suma, las obligaciones de los hogares crecieron de menos de 800.000 a más de 900.000 millones de euros entre 2007 y 2008. Tras mantenerse en estos niveles durante 2009 y 2010, la deuda cayó de vuelta al umbral de los 800.000 millones entre 2012 y 2013.

Si analizamos la década anterior a la Gran Recesión (1996-2006), vemos que el aumento de la deuda privada fue notable: se multiplicó por 6,3 al calor de tipos de interés cada vez más bajos. A finales de 1996, la deuda privada sumaba poco más de 350.000 millones (unos 200.000 entre las empresas y unos 150.000 entre los hogares).

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s