Claves para acelerar el acuerdo comercial UE-EEUU

“En términos generales, casi todo el mundo está a favor del libre comercio. El problema llega con los matices. Entonces, aparecen los que recuerdan que la apertura de fronteras está bien, pero ellos son un sector estratégico; los que creen que hay industrias nacientes a las que hay que cuidar; los que piden protección para la cultura, que no es un producto comercial normal; o los que alertan sobre el peligro de invasión de las grandes multinacionales. Y al final, los intereses especiales (ese típico: “Sí a la apertura de fronteras, pero…”) y los grupos de presión acaban matando los acuerdos comerciales”

El párrafo anterior, firmado por Domingo Soriano, nos recuerda la dificultad de sacar adelante el acuerdo comercial entre EEUU y la Unión Europea. Dicho tratado impulsaría el crecimiento y enriquecería a los ciudadanos, pero el éxito en las negociaciones depende de la inteligencia de las partes implicadas a la hora de salvaguardar el interés general y rechazar las presiones proteccionistas que los grupos de interés enarbolan a ambos lados del Atlántico.

Con el ánimo de agilizar la negociación, hay que fijar prioridades. Eso ha hecho en esta gráfica el economista Daniel J. Ikenson. En el cuadrante superior izquierdo vemos aquello “menos importante y más complejo”; a la derecha, encontramos los aspectos “más importantes y más difíciles”. En el cuadrante inferior izquierdo, encontramos los asuntos “menos importantes y menos difíciles”; a la izquierda, vemos los puntos “más importantes y menos difíciles”.

chart-ikenson1013bg

En esencia, el objetivo de Ikenson es jerarquizar el proceso de negociación y fomentar un diálogo con perspectiva, capaz de llegar a acuerdos con facilidad. Obviamente, aquello que es “más importante y menos difícil” (reducción y eliminación de aranceles, por ejemplo) debería ser adoptado en una primera fase de negociación rápida en la que también debería englobarse aquello que se considera “menos importante y menos difícil”, como es el caso de la liberalización de las exportaciones energéticas. Siguiendo el modelo de la Alianza del Pacífico, este proceso podría tomar medidas desde el primer minuto mientras las demás se van perfilando en un periodo menos breve.

En paralelo, los grupos de trabajo deberían crear otra mesa de diálogo para avanzar las negociaciones en los aspectos más complejos. En este sentido, es de esperar que las concesiones sean más difíciles de obtener, si bien parece existir voluntad política a ambos lados del Atlántico para que también en estos campos se llegue a buen puerto. Por el bien general, esperemos que así sea.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s