Más críticas a la “ayuda al desarrollo”

Angus Deaton The Great EscapeEl nuevo libro de Angus Deaton, experto internacional en pobreza y desarrollo, afirma tajante que la “ayuda al desarrollo hace más mal que bien, ya que fomenta la corrupción gubernamental y rara vez llega a los pobres”. Deaton opina que “es hora de que el paternalismo de Occidente se acabe y los países en vías de desarrollo encuentren nuevas soluciones a sus propios problemas”.

Deaton subraya que la longevidad y la prosperidad humana han crecido de forma significativa en los últimos años. “La historia de los dos últimos siglos es la de la Humanidad escapando de la necesidad, de la muerte temprana… Hoy tenemos mayores ingresos, mejor esperanza de vida, mayor bienestar. Esto llega a todo el mundo, pero a algunos lugares mucho más que a otros”.

Por supuesto, el libro menciona los avances de China e India derivados de la liberalización económica. No obstante, Deaton recuerda que una de cada seis personas en el mundo sigue viviendo en condiciones de miseria, por lo que conviene reordenar la “ayuda al desarrollo”. Según el autor, “los 134.000 millones de dólares que gastan los países desarrollados por este concepto fracasan a la hora de borrar la pobreza. A menudo, se usa para servir intereses comerciales. Otra veces, se trata de comprar alianzas políticas. El caso es que la política lo distorsiona todo”.

Deaton subraya que “el apoyo de Occidente a las políticas de “control de la neutralidad” es un ejemplo de “ayuda al desarrollo” opresiva y antidemocrática… Además, ni siquiera funciona: la población global ha crecido en 4.000 millones de personas a lo largo del último medio siglo. La buena noticia es que quienes estaban a favor de limitar la natalidad se equivocaban cuando afirmaban que un mayor número de personas significaría más pobreza”.

En el libro, Deaton pregunta “por qué en Occidente asumimos que debemos hacer algo respecto a la pobreza, por qué asumimos que nosotros somos los encargados de resolver ese problema” y señala que lo que deben hacer los países desarrollados es “dejar que los países menos afortunados encuentren su propio camino hacia el desarrollo y la prosperidad, igual que hicimos nosotros hace cien y doscientos años”.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s