La redistribución entre regiones, una mala forma de financiación autonómica

Lorenzo Bernaldo de Quirós habla en el suplemento Mercados (El Mundo, 13 de octubre de 2013) sobre la importancia de reformar el sistema de financiación autonómica para conseguir que las regiones sean responsables de su gasto público en vez de percibir rentas recaudadas en otros territorios:

“Las políticas redistributivas de carácter territorial tienen un efecto boomerang sobre sus beneficiarios. Por un lado desincentivan la asignación de los recursos hacia sus usos más productivos; por otro, agudizan las resistencias de sus receptores a realizar los ajustes y reformas precisas para elevar su productividad y, por ende, el PIB per cápita de quienes viven en su territorio. Al liberar a los gobiernos autonómicos o locales de cualquier responsabilidad sobre las políticas que aplican, los subsidios y transferencias realizados desde la Administración Central crean una situación de riesgo moral, que fomenta la perpetuación de las malas gestiones. Cuanto peores son éstas y más pobreza fabrican, también reciben más donaciones del Estado, esto es, del resto de los españoles que son contribuyentes netos, sean madrileños, baleares, catalanes…”

Bernaldo de Quirós pone dos ejemplos interesantes: el de Italia y Canadá.

“Casos como el del Mezzogiorno italiano muestran con una claridad abrumadora la ineficacia de estas políticas. Durante más de medio siglo, esa región italiana ha recibido ingentes transferencias fiscales del norte rico, pero éstas no han servido para que aquel reduzca su diferencial de renta con éste. De igual modo, las obtenidas por las regiones menos favorecidas del Canadá, las marítimas, tampoco han servido para que éstas avancen en la convergencia real. Por el contrario, la supresión de los mecanismos de redistribución territorial de la riqueza es una condición para que la reducción de las desigualdades regionales se produzca”

El economista subraya que la financiación autonómica española “sólo ha servido para generar estructuras sociales adictas a las subvenciones, lo que desincentiva el progreso. Se ha configurado una cultura social, política y económica que encierra en una trampa de subdesarrollo relativo a sus supuestos beneficiarios a costa del esfuerzo de los demás españoles. Esto es así y basta ver la realidad de Andalucía o de Extremadura para entenderlo”.

Para leer más sobre esta cuestión, Bernaldo de Quirós recomienda un trabajo de Fabio Padovano sobre esta cuestión, publicado en 2005 y disponible aquí. Para mi propuesta de extensión de los fueros como alternativa de financiación autonómica, hagan click aquí.

Anuncios

One thought on “La redistribución entre regiones, una mala forma de financiación autonómica

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s