El ajuste de la economía española: ¿luz al final del túnel?

Los indicadores de empleo reflejan el principio del fin de la intensa destrucción de empleo que ha sufrido España desde finales de 2007. Esto lo explican diferentes factores: la enorme fortaleza del tejido empresarial que ha sobrevivido la crisis, el efecto de la reforma laboral impulsada por la actual Administración… No obstante, los datos no son para tirar cohetes: o España da una nueva vuelta de tuerca a sus normativas laborales o la reducción de la tasa de paro tardará en llegar. Afirmar algo así no debería resultar polémico: España tiene unos niveles de desempleo completamente anormales para una economía desarrollada, y cada vez que enfrenta un “shock” como el actual, el mercado laboral muestra que solamente sabe ajustar vía despidos y vía emigración. Lo ideal sería conducir el paradigma hacia el ajuste por la vía de la moderación salarial y las ganancias de productividad. La reforma laboral avanzó en esa dirección, pero el progreso es insuficiente, ya que solamente se espera una creación de empleo significativa cuando el crecimiento supere el 1,5%.

Al margen de la progresiva y lenta recuperación del empleo, diferentes indicadores apuntan una mejora de la actividad económica:

– Después de una caída acumulada del PIB cercana al 8%, los datos de crecimiento para 2013 y 2014 han sido revisados al alza por observadores y analistas nacionales e internacionales.

– Los indicadores sintéticos de actividad muestran una recuperación lenta pero progresiva.

– Otras referencias: el Índice de Producción Industrial refleja menores caídas, el Indicador de Clima Económico ha pasado de 80 a 90 puntos entre 2012 y 2013, etc.

Analistas como Rafael Pampillón, profesor del Instituto de Empresa, destacan que estos signos de mejora se apoyan en un “nuevo modelo productivo basado en las exportaciones de bienes y servicios”. Buena parte de este ajuste interno no se explica sin el proceso de reducción de los salarios: como explica Pampillón, “la renta salarial real cae por encima del 5% interanual y acumula un retroceso del 17,4% en seis años, alcanzando niveles de hace una década”.Otra forma de analizar la caída de los salarios la tenemos en la Muestra Continua de Vidas Laborales, a la que han recurrido Sergi, Marcel y Alfonso para apuntar una caída de los salarios reales cercana al 12%. También Conde Ruiz evidencia esta tendencia con los siguientes gráficos:

Moderación salarial en EspañaPero si la moderación salarial es uno de los elementos esenciales de la recuperación española, también lo son las exportaciones. De hecho, uniendo la pujanza de nuestro sector exterior a la austeridad privada, España ha registrado en el primer semestre de 2013 un importante superávit en la balanza de pagos, equivalente al 0,25% del PIB. Nuestro país no había conseguido un saldo positivo desde que entró en el euro. El ajuste es especialmente llamativo si comparamos la primera mitad de 2012 con la de 2013, ya que el vuelco es de más de 18.000 millones: hemos pasado de un déficit de 17.000 millones a un superávit de 1.400.

En la primera mitad de 2013, las importaciones cayeron casi un 2% mientras que las exportaciones de bienes subieron un más de un 9%.Si nos fijamos en las exportaciones de servicios no turísticos, el dato de 2013 mejoró un 4% frente al de 2012. Pero el “boom” turístico que vive de nuevo nuestro país hace que los datos globales de exportaciones sean aún mejores: no en vano, está previsto que el tercer trimestre arroje más visitantes (+2,5%) y más gasto (+8%), hasta alcanzar los 47,4 millones de visitantes en los primeros nueve meses de 2013 (una subida interanual del 4%).

En suma, las exportaciones de bienes y servicios crecen un 50% desde 2009 y son ya el 34% del PIB, cuando hace cuatro años apenas representaban el 24%, un espectacular salto de nuestra economía hacia una mayor apertura. Esto refleja una ganancia de competividad y productividad, así como un ensanchamiento de la base de empresas exportadoras (un 40% más que antes de la crisis) y una profundización de la internacionalización entre aquellas firmas que ya tenían presencia exterior. Es notable que las ventas también se estén diversificando más allá de la Unión Europea.

También cabe subrayar que la evolución positiva de España contrasta con la del comercio mundial en general y la de las economías desarrolladas en particular. En 2013, nuestras ventas a la UE suben un 3,6% pero con socios extracomunitarios hablamos ya de dos dígitos. En total, las exportaciones españolas van a un ritmo del 7% frente a los datos de la OMC, que hablan de un comercio global en ratios de crecimiento del 2,5%.

Demanda interna y externa en el PIB españolEl ajuste interno de España también ha contemplado una notable caída de la inversión, que pasa de niveles extravagantes y dignos de los años de la burbuja a tasas más razonables. De hecho, España tiene ya un nivel de ahorro superior al de la inversión. Mientras tanto, el sector privado le da un vuelco de más de 20 puntos del PIB a su posición financiera: de una necesidad de financiación del 11,5% del PIB en 2007 a una capacidad de financiación del 11,5% en la actualidad. Se acabó la España que, gracias al crédito barato, vivía endeudada frente al resto del mundo.

Ahorro Inversión España

Hablamos, por tanto, de un proceso de desapalancamiento importante, que tiene especial fuerza entre las empresas:

Ahorro Inversión (Empresas, España)La emigración española también contribuye a la recuperación a través de sus envíos de dinero. Al igual que ocurre en muchos países en vías de desarrollo, los españoles que han salido al exterior envían “remesas” de vuelta a sus familias, aliviando así la situación financiera de nuestro país. En total, en la primera mitad de 2013 han entrado “remesas” por valor de 1.600 millones de euros, un 6% más que en 2012. Se trata de un superávit frente al resto del mundo equivalente a 28 millones.

Pero el capital que llega también proviene de un epígrafe más interesante: el de la inversión directa extranjera, que sube hasta los 17.000 millones y aumenta más de un 125% en términos interanuales. El Informe Anual de Inversiones de la ONU va más allá y sugiere que España recibe hoy más flujos de inversión que Francia o Alemania. En este sentido, el IBEX-35 da buena muestra del mayor atractivo de nuestro país, ya que la capitalización de la Bolsa española ha aumentado en más de 100.000 millones a lo largo del presente ejercicio.

El Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) cree que todas estas mejoras permitirán aumentar el PIB per cápita un 3% entre 2012 y 2014. El think tank de las grandes compañías también anota lo siguiente:

– El superávit exterior de España va camino de los 40.000 millones.
– El stock de capital neto español crece más que el de cualquier país del G-7 en la última década.
– El sector privado ha menguado sus necesidades de financiación en casi 20 puntos del PIB.
– La caída del 1,5% en el coste laboral unitario que se espera para 2013-2014 contrasta con el aumento del 3% en las demás economías desarrolladas.
– El EBITDA por empleado crecerá en España un 6,7% frente a una referencia del 1,5% para nuestros comparables.
– Las exportaciones medidas en términos per cápita han tocado máximos históricos, duplicando los niveles del 2000.
– La inversión per cápita ha subido un 8% frente a los niveles anteriores a la entrada en el euro.
– A pesar de la crisis, el PIB per cápita aumenta su convergencia con el G-7 en 15 puntos porcentuales a lo largo de las tres últimas décadas.

Estas observaciones van de la mano con las de diferentes entidades financieras:

Arcano cree que “la revolución exportadora marcará un nuevo récord en 2014” y subraya que “los factores subyacentes a dicha revolución son muy sostenibles hacia el futuro, al igual que en Alemania”. La entidad destaca que el IBEX-35 ha ganado más de un 20% en el presente año, y destaca que el recorrido alcista aún será largo. Por último, Arcano subraya que España está asimilando muchos de los aspectos positivos del modelo económico alemán.
Morgan Stanley subraya la ganancia de competitividad española y recomienda invertir en nuestro país en vez de en Italia. El ajuste interno es la principal razón por la que la entidad hace este pronunciamiento. Morgan Stanley también compara parte del ajuste de España con los elementos económicos que han dado el éxito a Alemania.
Bestinver abandona su histórico pesimismo sobre la economía española y subraya que nuestro país se ha convertido en un lugar atractivo para la inversión. Es llamativo que, tras más de una década de sequía, la gestora haya tomado posiciones en entidades financieras como Bankia o Bankinter.

Grandes empresas también confirman el cambio de tendencia. Empieza a producirse una reindustrialización en sectores que parecían condenados a la decadencia. Un ejemplo: las casas de lujo Chanel, Carolina Herrera y Dior vuelven a fabricar en España, impulsando la recuperación de antiguas urbes industriales como Ubrique. Algo similar ocurre en el sector del automóvil, que anuncia nuevas cadenas de producción, o en el ámbito de la telecomunicación, que vive la repatriación de sus centros de llamadas por parte de Telefónica, Vodafone, Orange o Jazztel. Incluso fabricantes de juguetes como Moltó o Famosa vuelven a llenar de actividad las fábricas de la localidad alicantina de Ibi…

Con todas estas luces, ¿cuáles son las sombras?

– Como ya hemos mencionado, el freno de la destrucción de empleo no es solución para el paro masivo. Una reforma laboral más profunda ayudaría a solucionar este grave problema que afecta a tantos millones de españoles.
– El sector público, con su mayor endeudamiento y sus continuas subidas de impuestos, retrasa y daña la recuperación del sector privado. Es necesario atajar el déficit, reformas las Administraciones Públicas y bajar los impuestos.
– La sobrerregulación y los obstáculos a la libertad económica complican la reconversión empresarial, actuando como una camisa de fuerza que mina el potencial de nuestra economía.
– Otras tareas pendientes: la energía sigue siendo demasiado cara, la educación sigue sin ofrecer una preparación a la altura de las circunstancias, etc.

Anuncios

4 thoughts on “El ajuste de la economía española: ¿luz al final del túnel?

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s