Por qué la “devaluación interna” puede sacar a España adelante

Lorenzo Bernaldo de Quirós ve razones para el optimismo en el panorama económico español. Comparto parte de su análisis, por lo que quiero recoger dos párrafos del mismo:

  1. El sector exterior es uno de los factores fundamentales para abonar la recuperación. La conversión de un déficit por cuenta corriente en un superávit del 1,1% en la actualidad no obedece a un descenso de las importaciones, cuya participación en el PIB es prácticamente estable, sino una ganancia estructural de la competitividad de la economía española. La ratio exportaciones-PIB es la mayor de la historia, lo que muestra el esfuerzo de las empresas españolas de salir al exterior para compensar el hundimiento del mercado doméstico pero, sobre todo, la fuerte devaluación interna producida por el descenso de los costes laborales unitarios. Al mismo tiempo, las ventas al exterior han dejado de concentrarse en la Unión Europea para ampliarse a Estados Unidos, Norte de África, Asia y América Latina en donde han crecido a tasas alrededor de los dos dígitos.
  2. Cuando las exportaciones suponen el 35% del PIB no cabe considerarlas un vector marginal, sino un motor real de la recuperación de la economía española. Si bien no son un sustituto suficiente de la demanda interna para retornar a tasas de crecimiento del PIB similares a las del anterior ciclo expansivo, es evidente que el afianzamiento de un sector exportador como el que se perfila en esta fase del ciclo terminará por tener un efecto arrastre sobre la inversión en bienes de equipo, lo que contribuirá a estimular la aportación de ese componente al aumento de la demanda doméstica. Por otra parte, la composición sectorial de las exportaciones muestra un progresivo desplazamiento de las ventas al exterior con bajo valor añadido a aquellas otras con un valor añadido mayor.

Hay otras razones para el optimismo que también están presentes en el análisis de Bernaldo de Quirós: mejora la situación del sistema financiero, el mercado laboral es hoy más flexible, la creación de PYMEs va a más sin necesidad de crédito, la inversión extranjera crece, el sector privado reduce su deuda… Queda pendiente, por tanto, emular a los países bálticos y profundizar el ajuste o devaluación interna, algo que ya he propuesto en otras ocasiones. ¿Cómo lo hacemos? Bajando impuestos (sobre todo al trabajo), acabando de una vez con el despilfarro de dinero público, dando una nueva vuelca de tuerca al mercado laboral y liberalizando la economía para promover un marco de mayor competencia y productividad.

Recuperación Económica España

Anuncios

3 thoughts on “Por qué la “devaluación interna” puede sacar a España adelante

  1. Iván Martinez says:

    El problema que vive España se debe en gran medida a que no tienen la posiblidad de devaluar la moneda lo que les permitiría salir del bache con mayor facilidad. Lo que mencionas como una devaluación interna es mucho más duro para la población que una devaluación monetaria y dudo que sea la solución definitiva.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s