¿Es la Bolsa un casino?

¿Es la Bolsa un casino? No son pocas las voces anti-capitalistas que afirman eso mismo. Esta es la respuesta de Álvaro Guzmán de Lázaro, uno de los gestores Bestinver (a partir del minuto 7:45 del vídeo adjunto):

“La Bolsa en absoluto es un casino, quizá lo es para el que no sabe lo que está haciendo… El mercado de valores da la oportunidad de asociarse a un negocio al precio que uno quiera. Además, ese socio cotiza a diario un precio flotante en el que podemos comprar o vender. Imaginemos que una pastelería o una zapatería permite continuamente una fluctuación de precios, eso sería una gran ventaja. Quien sepa comprar y vender acciones, entrará en un oasis difícil de reproducir en otras situaciones cotidianas”

“Esa idea de la Bolsa como casino la escucho siempre en España, Italia, Alemania, Estados Unidos… pero siempre en periodos en los que se corrigen los excesos del “boom” económico anterior. En los años de euforia, lo que se dice es que si uno no está en Bolsa, es tonto”

Sobre esta cuestión, Juan Ramón Rallo hace estas consideraciones:

“La bolsa está considerada por la mayoría de la población como una de las inversiones más arriesgadas posibles. Muchos de los que no vacilan un momento en echar una Quiniela o una Primitiva todas las semanas, se horrorizan de pensar que alguien pueda ser tan suicida como para colocar sus ahorros en la bolsa, el casino de los casinos. El temor es comprensible. ¿Acaso no es cierto que la bolsa resulta muy arriesgada? Bueno, primero debemos delimitar qué entendemos por “riesgo”. La mayoría de economistas que teorizan sobre la bolsa, pero que jamás han invertido en ella, equiparan “riesgo” con volatilidad: si un valor sube y baja mucho, entonces es muy arriesgado. La definición no tiene demasiada lógica, a menos que el inversor entre en pánico en una de las frecuentes (pero reversibles) bajadas, venda y pierda hasta la camisa. Pero bueno, sigamos provisionalmente esta definición de riesgo, ¿resulta la bolsa arriesgada en tal caso?”

“La teoría convencional sostiene que la deuda pública a corto plazo (del Gobierno de EEUU) es el activo menos arriesgado, seguido de la deuda pública a largo plazo, de la deuda privada y, finalmente, de las acciones; el activo arriesgado por excelencia. Vuelvo, sin embargo, al libro de Jeremy Siegel, Acciones para el largo plazo (Stocks for the Long Run) que recopila datos de la bolsa estadounidense desde 1802 a 2006. ¿Acierta la teoría convencional? Depende. A un año vista la bolsa es un activo tremendamente volátil (y, por tanto, “arriesgado”): históricamente, en doces meses el mercado de valores ha llegado a subir un 66% o a caer un 38%; en cambio, la deuda pública ha tenido una naturaleza mucho menos gaseosa”

“Ahora bien, si en lugar de considerar el período de un año, nos preguntamos qué ha pasado con la bolsa a diez años vista, veremos que en cualquier década de los últimos dos siglos la ganancia máxima ha sido del 16,9% anual y la pérdida máxima del 4,1% anual; una ganancia mayor y una pérdida menor que invirtiendo en deuda pública (menos volatilidad y por tanto menos riesgo). Pero lo mejor viene cuando tomamos un período de 20 años: en tal caso, la bolsa estadounidense nunca –repito, nunca– ha perdido valor, incluso teniendo en cuenta la inflación: la ganancia máxima en 20 años ha sido del 12,6% anual y la ganancia mínima (que no pérdida) del 1%, mucho mejor que una deuda pública que ha ido siendo devorada por la inflación (y que ha llegado a perder en torno al 3% anual)”

“Y con esto paso al concepto de riesgo que me parece mucho más relevante y útil que el de volatilidad. Como dice el gran inversor Martin Whitman, gestor del fondo Third Avenue Value: “Al examinar el riesgo de una inversión hay que preocuparse de las pérdidas permanentes de capital, pero no de las pérdidaspotenciales y no realizadas”. De lo que debemos preocuparnos no es de que el precio de una acción, o de la bolsa en general, caiga un día de 10 a 5 para subir a 12 a la mañana siguiente, sino de que la bolsa caiga de 10 a 5 de manera permanente (al menos permanente en lo referente a las necesidades del inversor)”

“Dado que la inversión bursátil –práctica muy distinta de la especulación del día a día– debiera ser una decisión a largo plazo, vemos que en 200 años de bolsa estadounidense ningún inversor habría perdido dinero jamás en caso de replicar el índice y esperar 20 años. De hecho, habría logrado una rentabilidad media del 7% anual después de inflación. Una inversión bastante más rentable y segura que la deuda pública y privada. A largo plazo, pues, la bolsa en general no entraña prácticamente ningún riesgo de pérdida permanente de capital (y por tanto no es nada arriesgada)”

“Es menester, con todo, que matice esta conclusión de brocha gorda con dos consideraciones adicionales. Remarco que estoy hablando de la bolsa en general, es decir, de los índices bursátiles. Las acciones concretas, sobre todo cuando son adquiridas sin ningún conocimiento financiero, sí pueden ser un activo bastante arriesgado; lo mismo cabe decir de los gestores bursátiles que tratan de batir al mercado y que suelen sucumbir a él (de los cuales me ocuparé en otra ocasión). Invertir en un índice bursátil simplemente es apostar por la muy verosímil hipótesis de que el capitalismo seguirá enriqueciendo a una sociedad; invertir en una empresa concreta es apostar por la incierta hipótesis de que su equipo directivo generará a lo largo del tiempo más valor del que yo he pagado por la acción; invertir en un fondo es apostar por la casi siempre refutada hipótesis de que su gestor será más habilidoso que el resto de inversores”

“En definitiva: si no paga durante décadas precios desproporcionados por sus acciones –en los últimos dos siglos el mercado estadounidense nunca ha cotizado sostenidamente a tales precios–, la bolsa es la inversión más segura y rentable que existe y de la que pueden aprovecharse todos. Si invierte regularmente y con perspectiva largoplacista, es casi imposible que pierda dinero e incluso que no lo gane en abundancia”

Anuncios

One thought on “¿Es la Bolsa un casino?

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s