El afán recaudatorio de la DGT

Carmelo Jordá explica en Libertad Digital que la Dirección General de Tráfico coloca buena parte de sus radares en tramos de carretera “cuesta abajo” para así conseguir recaudar más dinero en concepto de multas por exceso de velocidad.

  1. Libertad Digital ha estudiado la ubicación de más de 200 radares en toda España instalados por la DGT dos tercios de ellos -el 64,28%- están ubicado en tramos en pendiente negativa. Por el contrario, sólo el 13,33% de los radares estaría instalado en tramos de carretera cuesta arriba, mientras que un 21,9% estaría en tramos en llano, algunos de ellos, eso sí, en túneles en los que, habitualmente, hay reducciones bruscas en los limites de velocidad.
  2. Según los datos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) el 70% de las multas por exceso de velocidad se producen cuando el conductor superaba en no más de un 10 kilómetros hora el límite marcado.
  3. Otro dato hace pensar que la ubicación de los radares en pendiente no es baladí a la hora de considerar su efectividad como máquinas de sancionar a los conductores: los cinco radares qué más multas ponen de las carreteras españolas –según los datos de AEA- están, coincidencia o no, en tramos cuesta abajo.
  4. Si la verdadera intención de los radares fuese preservar la seguridad lo lógico sería, probablemente, colocarlos en las zonas más peligrosas de las carreteras, pero no es así: sólo 19 de los 210 radares estudiados está ubicado en las cercanías de un punto negro –tomando como referencia los mapas y las estadísticas que genera anualmente EuroRAP– lo que supone un escaso 9%.
  5. Según otros estudios los datos son aún más demoledores, desde AEA se asegura a Libertad Digital que únicamente 7 radares fijos estarían ubicados en los 180 tramos más peligrosos de nuestras carreteras.
  6. El reparto de radares entre autovías y carreteras de doble sentido es prácticamente al 50%, algo que tampoco resulta muy lógico si lo que se pretende es favorecer la seguridad, ya que el 70% de las muertes en accidente se producen en las carreteras de doble sentido que, por tanto, tendrían que acumular más radares.
  7. Las asociaciones de automovilistas ven que en los radares hay un claro afán recaudatorio, así lo ha expresado Mario Arnaldo, presidente de AEA, que insiste en que la única acción preventiva directa es “poner a más guardias civiles en la carretera”.

Pueden leer más sobre la DGT haciendo click aquí.

Anuncios

One thought on “El afán recaudatorio de la DGT

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s