“Quiero que tú pagues la TV que yo quiero”

145-Nimes-AnfiteatroA lo largo del último año, el primer canal de Televisión Española no ha emitido un solo festejo taurino. Curiosamente, ahora que se anuncia la transmisión de una corrida (que tendrá lugar el 1 de agosto en la Plaza de Toros de Mérida), algunos se quejan de que un canal público haga este tipo de retransmisiones.

Lo más fácil y conveniente para zanjar estas discusiones caprichosas sería privatizar de una vez las radios y televisiones dependientes de las Administraciones, ya que esto ahorraría este tipo de polémicas y permitiría que fuesen entes privados los que se encargasen de desarrollar uno u otro producto audiovisual. La medida repercutiría positivamente en el bolsillo de los contribuyentes y aumentaría la competencia en el mercado audiovisual, reduciendo además los espacios mediáticos vinculados a la política.

Sin embargo, puestos a afrontar el debate dentro del paradigma actual, es llamativo que algunos se echen las manos a la cabeza porque el primer canal de TVE dedique el 0,03% de su programación anual a retransmitir una corrida de toros. Y digo que es llamativo porque, ya que se supone que el canal público debe estar “al servicio de todos”, no se entiende que un espectáculo con la enorme repercusión social, cultural y económica que tienen los toros sea marginado de esta forma mientras otras expresiones artísticas o deportivas mucho más minoritarias reciben una cobertura harto más extensa en TVE.

Como ejemplo de la repercusión de la tauromaquia en España, quisiera compartir los tres siguientes datos:

– En términos de convocatoria de público, no está de más recordar que cada año acuden millones de personas a las plazas de toros de nuestro país, con datos de asistencia claramente superiores a los de otros grandes eventos culturales y deportivos (Más aquí).

– En términos de impacto económico para las arcas públicas, lo cierto es que, a pesar de la crisis económica que atraviesa España, los toros son la actividad cultural que más ingresos aporta al Estado en concepto de IVA, generando 40 millones de euros al año, lo que supone cinco veces más que el cine español o tres veces más que el teatro (Más aquí). A esto se unen los ingresos que extrae el Estado de tasas varias, cánones y, por supuesto, las cotizaciones sociales y los impuestos sobre la renta de trabajadores y empresas del sector.

–  Sumando el impacto económico total de la tauromaquia, hablamos de unos 2.500 millones de euros generados en miles de espectáculos que convocan a 40 millones de espectadores cada año (Más aquí).

Refiriéndonos específicamente a la retransmisión que hará La 1 de TVE el próximo día 1, es importante recordar que todos los participantes en la misma han renunciado a cobrar sus derechos audiovisuales, por lo que el coste se reducirá al gasto técnico que asuma el canal y a los derechos de imagen de la cuadrilla. Esto contrasta, por supuesto, con los elevados sueldos que perciben numerosas “estrellas” de TVE, así como los grandes presupuestos que manejan buena parte de los programas emitidos por el canal.

En términos de audiencia, el precedente confirma el interés por la tauromaquia, ya que la anterior retransmisión convocó al 12,7% de la audiencia, superando la media diaria del canal (11,4%) y la audiencia habitual de La 1 en dicha franja horaria (10%). De hecho, los toros aumentaron la audiencia con respecto a otros días de la semana en aproximadamente 350.000 personas. Regiones como Andalucía y Madrid registraron importantes cuotas de audiencia, al igual que ocurrió en el País Vasco.

Quienes ignoran todo lo anterior y se colocan en contra de retransmisiones así confirman el sectarismo con el que se aspira a manejar la televisión pública: sus partidarios siempre quieren que estos canales se dediquen a transmitir solamente aquello que consideran apropiado, imponiendo su criterio a millones de personas que piensan diferente. Por eso, para evitar futuras polémicas, urge la privatización de estos medios públicos para así conseguir la despolitización efectiva de esta cuestión. Del mismo modo, también es conveniente que la tauromaquia, como todos los demás sectores culturales, camine hacia un paradigma sin subvenciones y con más competencia de mercado.

PD: Con los datos de audiencia en la mano, la retransmisión de la corrida del 1 de septiembre en Mérida vuelve a quedar reivindicada en términos de interés. Se duplicó la audiencia frente a los datos de la tarde del domingo anterior (10,8% y un millón de espectadores vs 5,4%, 490.000) y se mejoró la media del canal en domingo (10,6% en julio y agosto vs 10,8% en la corrida de Talavante), así como la audiencia media en dicha franja horaria (10,8% vs el 8,2% que cosechó el canal de media en la tarde-noche de los domingos de julio y agosto). 

PD II: Asumiendo un coste aproximado de 33.000€ (en línea con estimaciones publicadas que toman como referencia 15.000€ como coste técnico y 18.000 como derechos de imagen de la cuadrilla), cada punto de cuota de pantalla de la retransmisión costó alrededor de 3.000€, once veces menos que “Isabel” (con un coste de 600,000€ por capítulo, el punto de audiencia sale a más de 30.000€). El minuto emitido de la corrida costó aproximadamente diez veces menos que cada sesenta segundos de “Isabel”.

Anuncios

8 thoughts on ““Quiero que tú pagues la TV que yo quiero”

  1. Marqués says:

    En relación con la entrada anterior, ojalá fuese “la TV” y no “las TVs”. Por desgracia pagamos muchas.

  2. Antón says:

    La cuestion no es tanto la cantidad de audiencia, los ingresos o los costes, que efectivamente son un factor a tener en muy en cuenta. Si no si es moralmente aceptable, torturar y asesinar en público a un ser vivo y ofrecer dicho “espectáculo” en un medio de todos.

    1. diegosanchezdelacruz says:

      Esa es su opinión y la de otras muchas personas, el problema es que millones de españoles tienen otro criterio y ven en los toros algo diferente a lo que Vd. describe. Por tanto, me parece totalitario que el criterio de unos prevalezca sobre otros en situaciones como esta, en la que el medio de transmisión lo pagamos todos los españoles, sin excepción.

    2. Marqués says:

      El problema que Vd. plantea no se basa en ver o no las corridas (ya que no es obligatoria su visualización), si no que a vd. se le esta obligando a pagar un medio que transmite (en su personal, libre y respetable opinión) cosas inmorales. Y eso es una gran, gran injusticia. Vd. no tiene por que pagar con sus impuestos el que se den a conocer espectáculos (en su opinión) denigrantes y se haga apología de ( en su opinión) la tortura animal. Pero, eso es lo que tienen los medios “de todos”, siempre habrá cosas que a unos les parezca bien y a otros mal.

      Su pregunta debería ser : ¿es moralmente aceptable que con su dinero y en contra de su voluntad, ofrezca como espectáculo la (en su opinión) ,tortura y asesinato de animales? La respuesta es un rotundo NO. Es inaceptable. Pero la solución no es que se imponga su opinión, que no deja de ser una entre tantas, si no que a Vd. no se le obligué a financiar dicho medio. Ni a Vd. ni a nadie.

      Lo mejor entonces, lo más justo, lo más honrado, es que cada cual elija libremente cual es “su” medio y lo financie mediante su visualización (publicidad) o mediante sus cuotas de abono. Incluso que si así lo desea, cada cual pueda ser propietario de “su” medio (acciones).

  3. Iván Martinez says:

    El querer imponer una visión sobre los demás se llama fascismo si a alguien no le gusta ver una “masacre” de animales en la televisión sencillamente apague la televisión millones de personas piensan distinto y tiene derecho a disfrutar este evento.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s