Las CCAAs gastan un 19% más que en plena “burbuja”

Atención a la información de Calixto Rivero en Expansión:

Los Presupuestos Liquidados de las comunidades ponen de manifiesto que los gastos corrientes –la partida que se destina a financiar su estructura de funcionamiento, los arrendamientos, el material, las publicaciones o los gastos de ejercicios anteriores– eran un 56% más elevados en 2012 que en 2006, en vísperas del comienzo de la crisis económica: ascienden ya a 36.680 millones de euros. Este repunte es evidentemente mucho mayor que el avance de la inflación durante este mismo periodo (en el que ha crecido un 17,5%) y que la evolución de la población (que ha aumentado un 6,3% entre 2006 y 2012).

También es inquietante la evolución de los gastos financieros, la partida que se destina a pagar los intereses de la deuda pública. Con los últimos datos disponibles, las comunidades desembolsan 6.253 millones al año en estar al día con las entidades bancarias, una cifra que prácticamente se ha multiplicado por tres desde que comenzó la crisis. En 2006, cuando aún no había comenzado a inflarse la burbuja de la deuda pública, los gastos financieros únicamente ascendían a 2.034 millones de euros. 

La partida destinada a pagar a los funcionarios de las CCAA ascendía en 2012 a los 49.947 millones de euros, casi el 5% del PIB que genera el país en un sólo ejercicio. Aunque se ha moderado sensiblemente desde 2009, cuando alcanzó su tope superando los 57.000 millones, los gastos de personal siguen siendo un 12% mayor que en 2006. La razón: hay 300.000 empleados públicos más.

Donde sí hay ajuste es en los gastos que no aplican al mantenimiento de la burocracia:

Las inversiones reales se han reducido un 46% entre 2006 y 2012 (han pasado de los 12.179 millones en 2006 a los 6.500 millones del año pasado) y las transferencias de capital han caído un 20% en ese mismo periodo (ya están por debajo de los 10.000 millones de euros).

Considerando todo lo anterior, ¿han caído o no los gastos de las Comunidades Autónomas? ¿Es cierto el relato de la “austeridad presupuestaria”? Veamos:

En total, las comunidades gastaron 174.500 millones en 2012, una cifra similar a la de un año antes y sensiblemente inferior al gasto de 183.700 millones de euros alcanzado en 2010, en plena recesión. Pese a ello, el volumen actual de gasto continúa siendo muy superior, en concreto 28.000 millones más, al de 2006, en la antesala de la crisis, según los Presupuestos iniciales de las comunidades autónomas. El gasto autonómico es un 19% superior que hace siete años.

Curiosamente el gasto liquidado por las autonomías, el verdaderamente ejecutado, es 33.395 millones de euros mayor en 2012 que hace siete años. De hecho, ni excluyendo las operaciones financieras para medir el volumen del gasto público como piden las regiones, baja el Presupuesto durante la crisis. La partida de operaciones financieras liquidada es 20.896 millones de euros superior en 2012 que en 2006, un repunte del 15%. 

Una muestra de que el gasto autonómico no apuesta por el gasto productivo sino que es, esencialmente, burocrático es que por cada 10 euros de gasto público, prácticamente 3 se dedican a pagar al personal, más de 2 a gastos corrientes y de funcionamiento y sólo 38 céntimos está destinado a financiar proyectos de inversión en las comunidades.

 

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s