Perspectivas económicas para Perú: crecimiento más moderado

Perú crecerá a tasas de entre el 5,5% y el 6% entre 2013 y 2014, de acuerdo con los últimos informes de BBVA Research. Lamentablemente, parte de este crecimiento será artificial, ya que el gasto privado camina hacia una cierta moderación pero el gasto público tiene previsto seguir creciendo, de forma quizá preocupante.

Los menores precios de exportación afectan, evidentemente, la previsión de crecimiento para Perú. Por eso BBVA habla de “aterrizaje suave” de la economía hacia tasas de expansión ligeramente menores a las esperadas. Lo preocupante del contexto es que, como explica el informe, “a partir de 2014 se espera una mayor expansión fiscal y un mayor gasto público, con una reducción gradual de los superávit públicos a partir de 2013, llegando a déficit moderados en 2015”.

Es importante explicar que grandes proyectos de minería echarán a andar en 2015, por lo que parte de la moderación de los próximos años puede ser un ligero respiro antes de un nuevo impulso. Preocupa, en cualquier caso, que las importaciones de bienes de capital caigan del 15% al 7% entre 2012 y 2013. También es importante señalar que la confianza empresarial ha bajado de 67 a 51 puntos en el primer semestre de 2013, por lo que el sector privado va del optimismo a la neutralidad.

Hay que señalar que el Ejecutivo de Humala sí ha acertado tomando ciertas medidas encaminar a estimular la economía por la vía de la inversión privada. Los procedimientos para empezar un proyecto son ahora más rápidos, el mercado de valores y capitales ha sido flexibilizado, los trámites de inversión han sido simplificados, se han aprobado algunas reformas liberales en el código fiscal (si bien por la vía de la reducción de trámites o de la ampliación de deducciones), etc. BBVAcree que inversiones por más de 22.000 millones de dólares se beneficiarán en el futuro de estas medidas.

Es importante subrayar que se ha empezado a moderar el crédito. La compra de coches, por ejemplo, creció a dos dígitos durante año y medio pero ahora empieza a contenerse. Otros indicadores subrayan este cambio de tendencia. Por el lado fiscal, una fuente del mayor gasto público es el aumento del número de trabajadores públicos y las subidas salariales aprobadas. Cierto es que la nueva Ley del Servicio Civil establece criterios de contratación similares a los del sector privado y reduce la dispersión de regímenes laborales dentro de la administración pública. También es cierto que el tamaño de la burocracia aún no es excesivo (10% de la población económicamente activa) y que la productividad del trabajador público será medida con más rigor.

La presión fiscal se mantiene estable en el 16% del PIB. El gasto público podría caer en déficits de entre el 0,4 y el 0,7 entre 2015 y 2017. Para evitarlo, Perú debe evitar aumentos del gasto público y ajustar dicho indicador a niveles del 15% del PIB. Cabe señalar que Perú acometió durante la Gran Recesión una fuerte reducción de su ratio deuda/PIB, indicador que cae del 26% al 18,5% entre 2008 y 2013).

Perspectivas PerúPara saber más sobre el rumbo económico de Perú, hagan click aquí.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s