El IEA sale en defensa de los “paraísos fiscales”

IEATaxHavenEl Institute of Economic Affairs, uno de los think tanks más influyentes del mundo, acaba de publicar un interesante estudio dedicado a los “paraísos fiscales”. Entre las afirmaciones del documento, destacan las siguientes conclusiones:

  • A lo largo de la historia, siempre han existido jurisdicciones de fiscalidad reducida. No son solamente islas caribeñas: en Reino Unido, Holanda, Bélgica, Luxemburgo o Suiza hay marcos fiscales muy parecidos.
  • Se habla mucho del uso de la propiedad intelectual como mecanismo para girar el pago de impuestos de una jurisdicción a otra, pero incluso si estos tributos se pagasen íntegramente en Reino Unido, apenas habría cambios en la base fiscal.
  • Las acciones internacionales contra los “paraísos fiscales” son contraproducentes. Los “infiernos fiscales” atraen capital y tienen mejores incentivos de política tributaria cuando existe la “competencia” entre jurisdicciones.

Remontándose a la Edad Media, el IEA recuerda que la City de Londres aprobó una exenció fiscal para todos los comerciantes de la Liga Hanseática. El objetivo era atraer estas actividades que se desarrollaban principalmente en la Europa continental. Más adelante, en el siglo XV, Flandes eliminó los impuestos y tasas al comercio, tras lo que Holanda, entre el siglo XVI y el XVIII, siguió este tipo de políticas tributarias. No hablamos, por tanto, de una noevedad reciente, como documentan trabajos de la ONU y expertos como Caroline Doggart.

Tocando la cuestión de países europeos que se comportan, en diferentes aspectos, como “paraísos fiscales”, el informe cita los ejemplos que siguen:

  • Bélgica tiene reglas de deducciones fiscales muy atractivas para las empresas.
  • Holanda ofrece un marco tributario atractivo que excluye de pagos a Hacienda a agentes económicos radicados en el exterior (vía exenciones, acuerdos tributarios bilaterales, etc.).
  • Luxemburgo mantiene deducciones, exenciones y privilegios fiscales varios que reducen la factura tributaria de modo considerable.
  • Suiza combina reglas excepcionales con una fiscalidad que, de media, apenas recauda alrededor del 10% de los ingresos de cada persona física o jurídica.
  • Irlanda mantiene un marco de fiscalidad empresarial basado en un tipo del 12,5% en el Impuesto de Sociedades.

Al margen de estos países de la OCDE, hay otros ejemplos como Hong Kong, Singapur o el Reino Unido. De hecho, también cabe hablar de Australia y Canadá, que tienen diferentes regímenes fiscales atractivos en su sistema bancario. No obstante, las acciones de la OCDE contra la “competencia tributaria” se centran en países que no pertenecen al club, principalmente jurisdicciones con poco peso geopolítico que pueden ceder más fácilmente a la presión del que algunos conocen como el cartel de los impuestos altos.

Además, como ya señalamos antes, el IEA destaca que mantener la “competencia tributaria” genera incentivos para la mejora de los sistemas fiscales. Así, en 30 años hemos visto que el dañino Impuesto de Sociedades ha pasado del 50% al 27%. Además, se han reducido poco a poco los impuestos aplicados a ganancias de capitales, dividendos, propiedad… Algo similar ocurre con la presión sobre la renta, donde los impuestos también han bajado. Evidentemente, esto no hundió la recaudación en la OCDE, ya que menos impuestos han supuesto más actividad económica y, por efecto “lafferiano”, esto ha mantenido la recaudación fiscal en niveles incluso superiores a los de 80.

Incluso los países que apoyan los impuestos altos deben ser conscientes de que la existencia de “paraísos fiscales” mejora la entrada de capitales. Es el caso de Chipre, puerta de entrada para invertir en Rusia, o Mauricio, que actúa como “hub” para inversores con intereses en India.

También los ahorradores deben mucho a los “paraísos fiscales”. Al fin y al cabo, solamente en un trimestre, los “paraísos fiscales” pueden mueven entre 300 y 350 mil millones de dólares hacia el Reino Unido. Esto fortalece a empresas financieras, captando depósitos y consiguiendo capitales.

Incluso si una empresa británica se ubica en jurisdicciones como las Islas del Canal o la Isla de Man, el pago de tasas de gestión al Reino Unido supera los £300 millones de dólares en años recientes.

Pueden leer el estudio al completo haciendo click aquí.

ENLACES RELACIONADOS

Los siguientes enlaces incluyen información y análisis en defensa de la competencia tributaria internacional.

– En defensa de los paraísos fiscales (Parte I).
– En defensa de los paraísos fiscales (Parte 2).
– Diez buenas razones para defender a los paraísos fiscales.
– Paraísos fiscales e infiernos fiscales.
– Entrevista con Dan Mitchell sobre políticas tributarias en el mundo.
– ¿Cae la recaudación en la OCDE por la competencia tributaria con otras jurisdicciones?.
– Por qué la UE y la OCDE no deben restringir la competencia tributaria internacional.
– Mentiras y demagogia contra los paraísos fiscales.
– La Isla de Jersey, un oasis de libertad económica y prosperidad junto a Gran Bretaña.
– Apple, ¿nueva víctima de la Inquisición fiscal?
– Mentiras y demagogia contra los paraísos fiscales.
– Por qué los “infiernos fiscales” se benefician de los “paraísos fiscales”.

También les recomiendo este artículo de Daniel Lacalle sobre la cuestión.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s