España y el gasto público en educación

Los siguientes párrafos, firmados por Mónica Mullor, desmienten la tesis de que España “invierte poco en educación”. Mullor también explica que países como Finlandia o Corea del Sur, donde el gasto en educación es menor que en nuestro país, consiguen resultados mucho mejores.

Según El País, en España la inversión en educación “siempre ha estado por debajo de la media europea y de esos otros países con los que pretende compararse”. Esta afirmación se basa en el porcentaje del PIB destinado a la educación. Pero, como bien se sabe, este porcentaje nada dice acerca de la inversión real en educación, que es lo que verdaderamente importa a efectos comparativos.

La forma correcta de medir esta inversión la facilita la OCDE en el mismo estudio que ha utilizado El País como base para su tergiversación. En él se muestra que en España el gasto real anual por alumno en primaria es de 6.082 dólares (PPA), mientras que, por ejemplo, en Finlandia es de 5.397; en Alemania, de 5.382; en Francia, de 5.127 y en Corea, de 4.812. El gasto promedio en los países de la OCDE (5.643 dólares) es inferior en un 7,2 % al español. La diferencia es aún mayor en la secundaria: España gasta 8.483 dólares por alumno, por encima de lo que gasta Francia (8.323) y muy por encima de lo que gastan países como Finlandia (7.074), Alemania (7.671) y Corea (7.048). El gasto promedio de la OCDE es un 19,8% inferior al español.

El país europeo más exitoso en educación, Finlandia, invierte en ella –en términos reales– menos que España. Lo mismo vale para Corea, otro país puntero en las mediciones internacionales. Así que podemos desmentir categóricamente la idea básica del reportaje de El País acerca de la relación entre inversión y calidad educativa. Los penosos resultados de España en los informes PISA y su alto nivel de deserción escolar –dobla el promedio europeo– nada tienen que ver con una hipotética falta de inversión o de recursos.

El pago al profesorado de primaria y secundaria representa en España el 73,2% del gasto total, muy por encima de la media OCDE (63,8%). Es decir, los altos salarios del profesorado están en la base del alto gasto real por educando en España.

Sobre este aspecto, es importante destacar, además, que pese al discurso de la “austeridad” que enarbolan nuestros políticos, el gasto público de las CCAAs en educación no se ha reducido entre 2006 y 2012, sino que ha aumentado un 16,7% durante dicho periodo, hasta alcanzar los 37.723 millones de euros.

Es por estas cuestiones que España necesita una Revolución Educativa.

Anuncios

2 thoughts on “España y el gasto público en educación

  1. Luis says:

    ¿Podría indicar el porcentaje del PIB que dedican estos países a la educación? Seguramente no lo harás porque revelarías que el porcentaje del PIB dedicado en España a la educación es muy inferior al de otros países de nuestro entorno.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s