La Isla de Jersey, un oasis de libertad económica y prosperidad junto a Gran Bretaña

El blog de Dan Mitchell recoge esta semana algunas impresiones del viaje que el académico estadounidense celebró recientemente a la Isla de Jersey. Esta pequeña jurisdicción de la Commonwealth destaca por la eficiencia de su modelo de gobierno y la prosperidad de su sociedad.

El Impuesto sobre la Renta fue introducido en Jersey a finales de la década de los años 20, y su estructura es, desde hace décadas, especialmente atractiva en comparación con los sistemas tributarios de otros países. Así, en Jersey existe un eficiente “flat tax” del 20% que cobra un tipo universal de Impuesto sobre la Renta reducido y cómodo, con exenciones para las rentas más bajas y deducciones claras y limitadas.

La isla no tiene impuesto de ganancia de capitales, en comparación con el 28% que fija Reino Unido. En cuanto al IVA, el tipo es del 5%, un número especialmente bajo frente a la mayoría de países europeos, donde este tributo supera a menudo el 20%. El IVA fue introducido en la isla en 2008.

El Impuesto de Sociedades cumple el modelo 0/10, según el cual todas las empresas del sector de servicios legales y financieros pagan un 10% anual, mientras que el resto no tributa nada en concepto de esta figura fiscal. Este cambio en el esquema tributario del país obligó a introducir el IVA para no generar un agujero presupuestario y mantener los niveles de déficit y deuda pública en niveles bajos.

Cabe señalar también que en Jersey no hay que pagar ningún impuesto de sucesiones y las cotizaciones sociales son un 50% más baratas que en Reino Unido. Los impuestos especiales también son mucho más baratos que en el sistema tributario británico: tabaco, gasolina y cerveza pagan respectivamente un 46%, 36% y 39% menos que en el país gobernado por David Cameron.

Hablamos, por lo tanto, de uno de esos “paraísos fiscales” de los que tan mal se habla en muchos círculos de opinión. Sin embargo, ¿cuál es la realidad de la isla? ¿Estamos ante una jurisdicción oscura y poco recomendable? Nada más lejos de la realidad.

El PIB per cápita de Jersey supera las 40.000 libras esterlinas y su Índice de Desarrollo Humano es muy alto, a la altura de los países más prósperos del mundo. La fuerza laboral del país se dedica principalmente a la asesoría legal y financiera (24%), si bien el sector de las ventas comerciales (16%) y el turismo (9%) son otros componentes importantes de la economía local. El funcionariado de la isla apenas suma el 16% de la masa laboral, y la construcción oscila entre el 5% y el 10%, dependiendo del año. En Jersey también hay una próspera actividad agropecuaria. Las exportaciones de leche, patata, coliflor y tomates son especialmente fuertes, al igual que ocurre con la industria de la floricultura.

El número de visitantes anuales que recibe Jersey ronda los 700.000, una cifra muy elevada que casi multiplica por siete el total de habitantes de la isla. ¿A qué se debe este éxito? Simplemente, al bienestar generado por un régimen socioeconómico basado en un gobierno limitado y un sector privado poco intervenido.

¿Quiere saber más sobre otros “paraísos fiscales” y su relevancia en materia de política internacional? Haga click aquí.

 

13 comentarios en “La Isla de Jersey, un oasis de libertad económica y prosperidad junto a Gran Bretaña

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s