La revolución liberal sueca, vista desde Uruguay

Los siguientes párrafos pertenecen a un editorial del diario uruguayo El País. Pueden consultar la pieza completa haciendo click aquí.

Suecia fue por muchos años el paraíso utópico de la izquierda europea, y por tanto de la latinoamericana, que nunca se caracterizó por la originalidad. Esto ocurrió en el período entre la segunda guerra mundial y la década del 90, donde las políticas sociales de ese país parecían la respuesta a los desafíos del capitalismo, y a la demencia colectivista del comunismo. En ese tiempo Suecia fue rica, en 1970 era el cuarto país del mundo con mayor ingreso per capita y tenía casi pleno empleo.

Pero se trataba de un gigante con pies de barro. Las altas tasas impositivas (55% del PBI) las regulaciones laborales asfixiantes y el agobio al espíritu emprendedor comenzaron a hacer efecto. Entre 1970 y 1993 el país tuvo un crecimiento económico anémico, un fuerte aumento de la deuda pública y del desempleo.

La utopía explotó en los 90, cuando una crisis financiera llevó a los países escandinavos al borde del colapso. La reacción sueca fue sumamente ortodoxa, y en medio de cruentos procesos devaluatorios se implantó un ajuste fiscal que hubiera dado escalofríos al más neoliberal de los economistas del FMI. Se bajó el gasto público del 71 al 52% del PBI, la deuda pública del 78 al 47% del PBI. Se recortaron jubilaciones y beneficios sociales, se privatizó parte del sistema educativo y de salud, así como se desregularizó el transporte, la televisión y las telecomunicaciones (algo clave para el surgimiento de empresas como Ericsson).

Esto tuvo un claro impacto político, en Suecia el populismo ya no fue popular, y los eternos gobiernos socialdemócratas dieron paso a administraciones de centro derecha que han impulsado el crecimiento económico en base a (¡oh, el horror!) bajas de impuestos. Por ejemplo, ante la última crisis global el gobierno decidió eliminar el impuesto a la riqueza, y bajar el impuesto a las empresas del 28 al 26%. En vez de aumentar el gasto como han hecho países como España o Inglaterra, aquí se redujo, y la consecuencia es que el país ha aumentado su previsión de crecimiento para 2010 al 4,8%. Y como premio, las últimas elecciones volvieron a dar la victoria a La Alianza, una coalición de centro derecha, mientras que la socialdemocracia, que gobernó 65 de los últimos 78 años, tuvo su peor resultado desde 1921.

Anuncios

2 respuestas a “La revolución liberal sueca, vista desde Uruguay

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s