Aplicando la doctrina Powell al rol de España en la guerra libia

Colin Powell se inspiró en la Doctrina Weinberger para explicar las preguntas básicas que todo país debe hacerse antes de iniciar una operación militar. A continuación, analizo dichas preguntas en el contexto de la participación de España en la guerra libia.

  1. ¿Está en juego la seguridad nacional de España? La respuesta es no. De hecho, Italia es el único país europeo que probablemente debería dar una respuesta afirmativa a esta pregunta.
  2. ¿Hay un objetivo claro en la operación? La respuesta, de nuevo, es no. La zona de exclusión aérea se ha completado con una serie de ataques selectivos, pero no hay ningún plan superior para detener al régimen de Gaddafi. Además, las acciones de los aliados se han caracterizado en su primera semana por la falta de coordinación política y militar.
  3. ¿Se han analizado los costes y los riesgos de la operación de forma completa y honesta? La respuesta es negativa. Se aprobó formar parte de la operación sin pasar por las Cortes, por lo que el debate fue inútil y estéril, y tampoco se fijó un tope de gasto para la intervención española.
  4. ¿Se han agotado las vías no violentas de presión? Las sanciones y los embargos fueron aprobados días antes de la Resolución 1973, por lo que esta pregunta no puede analizarse de forma sencilla, sobre todo teniendo en cuenta que el rol de España en este punto es limitado.
  5. ¿Hay una estrategia de salida lógica para evitar una crisis extensa e interminable? De nuevo, la respuesta es no. Ningún líder ha explicado en qué punto se acabaría la operación, más allá de aprobar la creación de la zona de exclusión aérea. Rodríguez Zapatero no ha sido la excepción.
  6. ¿Se han considerado todas las consecuencias de esta acción? Mirando al futuro, se habla de guerra civil, de una partición de Libia en dos países, de una operación dos veces más costosa de lo programado… Por lo que la certidumbre no es precisamente un rasgo característico de esta intervención.
  7. ¿Goza la operación de un respaldo social amplio? Las encuestas publicadas por todo tipo de medios de comunicación dicen que no, pese al papel de la ONU con las Resoluciones 1970 y 1973 y el apoyo casi unánime de los partidos políticos.
  8. ¿Hay un apoyo internacional generalizado? Probablemente sí, ya que la Liga Árabe, la Unión Africana, la Unión Europea y la OTAN han apoyado de forma generalizada las acciones exigidas por la ONU.

Así pues, con tantos puntos imprecisos y discutibles, la situación resulta un tanto inquietante.

En paralelo, la operación de los aliados carece de compromiso militar suficiente para hacer una verdadera diferencia. Como ya hemos dicho anteriormente, la zona de exclusión aérea no evita la prolongación de los combates terrestres ni asegura el adiós del dictador Gaddafi. Por lo tanto, hasta los partidarios de la intervención deben asumir que una operación de este tipo no será capaz de marcar la diferencia.

Anuncios

2 thoughts on “Aplicando la doctrina Powell al rol de España en la guerra libia

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s